Publicado el 08 de septiembre de 2014

Las mentiras descaradas de Horacio Serpa Uribe

El hoy senador, hace más de diez años dijo que se retiraba de la política, pero Serpa ahí… Ahora dice que apoyará para la gobernación a un personaje, pero expertos sostienen que lanzará a su hijo. Esa es la política inseria e irresponsable practicada por Serpa Uribe.

Tomado de lapaginadehectorgomezkabariq

Hace ya un par de semanas en este medio informamos que el senador Horacio Serpa Uribe y su esposa Rosa Moncada están  empeñados en que su hijo, el concejal de Bogotá Horacio José Serpa Moncada, sea el candidato del partido liberal a la gobernación de Santander en las próximas elecciones.  Pues bien, el propio Serpa padre acaba de confirmar esa versión nuestra.

Es que Serpa está acostumbrado a primero decir que no para luego decir que sí, y a decir primero que sí para luego decir que no. Es una estrategia que a lo largo de su vida política le ha dado resultados.  Con esa estrategia ha logrado cautivar a los incautos dirigentes liberales y a los electores que siempre terminan creyéndole por la contundencia y el vibrato, (temblor en la voz), que emplea en sus aseveraciones.

Hagamos primero algo de historia. Cuando Serpa sufrió su segunda y estruendosa derrota como candidato presidencial a manos de Álvaro Uribe Vélez, (ya había sufrido la primera por cuenta de Andrés Pastrana), declaró que jamás volvería a ser candidato presidencial.  Pero cuatro años después volvió a ser candidato presidencial y otra vez Uribe Vélez le propinó tremenda paliza electoral.

La noche en que sufrió esa nueva y dura paliza a manos de Uribe Vélez, Serpa se declaró frustrado y dijo que ahora sí se retiraba de las contiendas electorales para siempre y que se convertiría apenas en un opinador y analista de la política nacional y regional.  Pero nunca se retiró.

Cuando se ventiló la posibilidad de que Serpa fuese nombrado por el presidente Uribe Vélez en algún cargo oficial, el propio Serpa declaró que eso “jamás”. Días más tarde Uribe lo nombró embajador ante la OEA. Serpa dijo que sí, se posesionó, y allá estuvo un par de años.

HORACIO JOSÉ CANDIDATO A LA GOBERNACIÓN POR DECISIÓN FAMILIAR

En el año 1999, cuando comenzaba la campaña a la gobernación de Santander para el período 2000-2003, Serpa dijo que él no tenía candidato ni iba a tomar partido en favor de nadie y que dejaba todo en manos de la dirigencia regional. Días después reunió en su apartamento de Bogotá a los precandidatos Ramón Ballesteros, Mario Suárez y Lucho Bohórquez, los puso a pelear entre sí para luego declarar que “como no se ponían de acuerdo, sugería el nombre de Jorge Gómez Villamizar”. En ese momento Gómez era su hijo político y lo impuso.  Después pelearon.

En el año 2007, cuando comenzaba la campaña otra vez a la gobernación de Santander, Serpa advirtió que ahora sí, él no se inmiscuiría, que volvía a dejar todo en manos del Directorio Departamental y que ni soñaran en su nombre.  Días más tarde se proclamó candidato a la gobernación y dejó con los crespos hechos a quien ya era candidato, Fernando Vargas, que optó entonces por ser aspirante a la alcaldía de Bucaramanga.

En ese momento les dijo a los jefes liberales regionales que si lo apoyaban, él se retiraría de la política electoral para siempre al terminar el mandato de gobernador y que jamás les haría competencia en las posteriores elecciones al congreso.  Volvió a mentir. Después de ser gobernador fue candidato al senado y provocó la derrota de quien ya era senador, Honorio  Galvis, que lo había apoyado  a la gobernación.

DIDER TAVERA, CANDIDATO PREMATURO DE SERPA PARA QUEMARLO

Cuando su hijo Horacio José fue elegido concejal de Bogotá, Serpa dijo que ahora sí se retiraba para siempre de los asuntos electorales pues la familia había determinado que “jamás padre e hijo estarían al mismo tiempo siendo candidatos liberales así fuese para cargos diferentes”.  Mintió otra vez. Este año, 2014, siendo su hijo concejal de Bogotá, Serpa fue elegido senador por el mismo partido.

Y ahora viene lo más reciente. Serpa dijo hace pocos días que su hijo Horacio José no aspirará a la gobernación de Santander en  las próximas elecciones y que su candidato será Didier Tavera. Vuelve y juega. Primero dice que no para luego decir que sí.

Serpa sabe que el nombre de Didier Tavera no será apoyado por el Directorio Liberal de Santander. Didier sería un buen candidato y de hecho ya hizo ese ejercicio, (cuando estaba en Convergencia Ciudadana fue el candidato opositor del propio Serpa).  Pero las dificultades legales que afronta en la Corte Suprema y en la Fiscalía, así salga bien librado, llevarán al Directorio a no respaldarlo. Esto ya lo anunció el Presidente del Directorio Honorio Galvis Aguilar.

En ese momento, cuando surja el debate liberal frente al nombre de Didier, estamos seguros que volverá a aparecer Serpa para decir que ante los problemas del doctor Tavera, él entonces sugiere el  nombre de su hijo Horacio José.  Pónganle la firma. Es decir, Serpa acaba de lanzar el nombre de Didier Tavera para quemarlo y para abrirle paso a su hijo. Ese es un acuerdo y es una aspiración de la familia Serpa Moncada.


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.