Publicado el 21 de septiembre de 2014

Concejo por fin hizo la suya: Tumbó proyecto 'torcido'

Tal como lo indicara periodicoportada.com, el proyecto en mención era un intento del alcalde
y director de tránsito para apoderarse de recursos públicos con el pretexto
de privatizar el sector vial de Bucaramanga.

Las Comisiones Primera y Segunda del Concejo de Bucaramanga sesionaron de manera conjunta, luego de estudiar el proyecto 045 de 2014, “Por medio del cual se autoriza a la Dirección de Tránsito la suscripción de contratos derivados de Alianzas Publico Privada y la creación de sociedades de economía mixta o empresa industriales y comerciales del Estado o su participación en estas, para el desarrollo de proyectos de mejora de la movilidad y seguridad vial en el municipio”, decidieron rechazar la iniciativa del alcalde y el director de tránsito al considerar que no son claros los beneficios que traería la iniciativa a la comunidad bumanguesa.

Los ponentes de la Iniciativa, los concejales Sandra Lucía Pachón y Jhan Carlos Alvernia, rindieron ponencia negativa, donde indicaron que no existen suficientes soportes y justificaciones técnicas que permitan definir el alcance y los beneficios que traería la solicitud del gobierno local, además de la inconveniencia que traería para el propio Alcalde suscribir una Alianza Público Privada  -APP- en el último año de su gobierno.

EL PROYECTO

La iniciativa llevada al Concejo con el número 045, el alcalde Luis Francisco Bohórquez Pedraza y su director de tránsito, Rafael Horacio Núñez Latorre, pretendían entregar la administración del tránsito local a empresas particulares, con las que ya habían tenido contacto y reuniones en la capital del país.

Pretendían estos funcionarios que con una supuesta modernización de la semaforización, que ya habían tazado en $70.000’000.000, podrían entregar el manejo vial a una firma particular a solo un año de culminar este gobierno que se ha destacado por los escándalos de corrupción al interior de varias de sus dependencias y en el propio despacho del ejecutivo.

Según el concejo, el Proyecto 045 tiene “muy poca información técnica que nos determine qué tipo de APP se quiere suscribir, cuál sería la participación en materia económica de la alcaldía y como impactaría en el talento humano de la propia entidad descentralizada”.

Por improcedente y por no tener bases sólidas que garanticen su aprobación, el proyecto 045, quedó a medio camino en el concejo local, sin embargo, no se descarta que el gobierno en su afán desaforado por utilizar los recursos de los bumangueses, vuelva a presentarlo, sin embargo con los antecedentes entregados por la comisión conjunta que lo estudió y rechazó es improbable que se convierta en Acuerdo municipal.

ALCALDE BUSCA FACULTADES PLENAS

Dentro de su carrera por tener para sí el mayor poder posible, el auto llamado “Alcalde Social”, Luis Francisco Bohórquez Pedraza, solicitó a través del proyecto 046, se le concedieran facultades sin explicar para qué y por qué.

Este interés de tener más poder del que tiene, también fue rechazado por el concejo, que a través del ponente Cleomedes Bello consideró que en caso de aprobarse, dichas facultades se convertirían en “una carta abierta” que genera dudas, por cuando la iniciativa no explicaba qué pretendía el alcalde con las facultades, lo que puede ser perjudicial para el desarrollo armónico de la comunidad.

OTRO INCONGRUENTE PROYECTO HUNDIDO 

Dentro del metódico estudio al que han sido sometidos los proyectos del alcalde, la iniciativa “Por el cual se reglamenta la sustitución de bienes de uso público en áreas consolidadas del municipio de Bucaramanga, la compensación de las cesiones gratuitas obligatorias para espacio público y se dictan otras disposiciones”, también recibió ‘entierro de tercera’ en la corporación coadministrativa municipal.

Para el concejo, el proyecto “no especifica las áreas de la ciudad que serán parte de la cesión y la compensación, por lo que no se puede aprobar un proyecto con tantos vacíos”.

Con la negativa de tres proyectos presentados por el alcalde Bohórquez, el concejo de Bucaramanga comienza a tomar conciencia de que su labor es la defensa de lo público por encima de las prebendas que ofrezca el ejecutivo.

LEER TAMBIÉN
Proyecto 045, ¿otro torcido?


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.