Publicado el 29 de julio de 2014

Cerca de $300'000.000 a punto de perderse por compra de ambulancias

En Barrancabermeja, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, con recursos del municipio,
hace cuatro años adquirió tres ambulancias en el exterior, las que
hasta el momento no han sido legalizadas.

Un daño fiscal que alcanza los $282’292.943, pudo haberse configurado por parte del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del puerto petrolero, al no estar atento a la legalización de los automotores, comprados en la ciudad de Méjico.

Después de denuncias recibidas por el Ente de Control del municipio, este evidenció la falta de gestión por parte de la Administración Municipal de Barrancabermeja, luego que las ambulancias fueran incautadas por la DIAN el pasado 4 de marzo, al no estar al día con los documentos de nacionalización.

Los recursos utilizados para la transacción hacen parte de las transferencias que el Municipio hace cada año a Bomberos, según lo establecido en el Acuerdo 023 de 2008, donde se obliga a la administración municipal a destinar el equivalente al 2% de los ingresos de Industria y Comercio. Del total recibido, el Cuerpo de Bomberos está obligado a utilizar el 30% en funcionamiento y el restante 70% para compra y renovación de maquinaria y equipo para la prevención de incendios y calamidades conexas al servicio que ofrecen los Bomberos a la comunidad. Estos recursos también pueden ser destinados a la compra de predios y construcción de planta física; para la vigencia 2010 (año en que se hizo la compra de las tres ambulancias) el Municipio de Barrancabermeja, giró a las cuentas de Bomberos Voluntarios de Barrancabermeja, con base en el Acuerdo 023 de 2008, la suma de $2.125’424.901. De ese monto, Bomberos destinó la cifra de $282.292.943 para la compra de 3 ambulancias, importadas desde la ciudad de México según las facturas Nº 4828 de agosto de 2010, por valor de US$47.744; Nº 4772 de octubre de 2010 por valor de US$47.744 y la factura Nº 4793 de octubre de 2010 por valor de US$57.000, según certificación del Banco de Bogotá con fecha mayo 19 de 2014, en el cual se relacionan los valores desembolsados por el banco a favor de Conversiones Especiales S.A de CV, de la siguiente manera:

Giro por valor de US$47.744 del 21 de septiembre del 2010.
Giro por valor de US$43.000 del 20 de octubre de 2010.
Giro por valor de US$30.000 del 16 de noviembre del 2010.
Giro por valor de US$12.000 del 24 de noviembre del 2010.
Giro por valor de US$19.744 del 15 de diciembre del 2010.

IMPORTADORA IRRESPONSABLE

Para hacer la negociación de las ambulancias, el Cuerpo de Bomberos contrató a la agencia de aduana ‘Alfonso Senior y Cia S.A., entidad que conforme al poder otorgado el 10 de septiembre de 2010, se encargó de adelantar los trámites de importación y legalización. Sin embargo, al parecer la empresa importadora no cumplió con los trámite de legalización a su debido tiempo, por lo que la DIAN le otorgó un plazo de dos meses a partir del 22 de diciembre de 2010, fecha en que las ambulancias ya habían llegado al país, plazo que se incumplió.

Cuatro años después, el 04 de marzo de 2014, funcionarios de la División de Gestión de Fiscalización de la Dirección Seccional de Impuestos y Aduanas de Barrancabermeja, en cumplimiento de sus obligaciones de fiscalización, practicaron una diligencia de control y vigilancia de la legal importación de las 3 ambulancias (compradas en el 2010) donde constataron que dichos automotores no estaban legalizados y laboraban de manera ilegal, por lo que procedieron a su incautación (aprehensión), mediante Acta No-00011-FISICA, fundamentados en la causal
1.6 del artículo 502 del decreto 2685 de 1999.

Las ambulancias del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Barrancabermeja, ingresaron al país bajo la figura de envíos urgentes, en diciembre de 2010, como auxilio para damnificados por fuerte invierno que en esa época se presentaba y estaban destinadas para “uso especial de coches radiológicos y terapias intensivas tipo II de soporte de vida avanzado para pacientes rescatados en incendios y demás calamidades”. Luego de cuatro años a esta modalidad de importación no se le han surtido los trámites de nacionalización de acuerdo a los plazos estipulados por las normas legales.

A las ambulancias una vez incautadas, la DIAN les practicó reconocimiento y las avaluó en la suma de $141’.913.287, lo que da a entender que la firma contratada para la compra y legalización de los vehículos, (ALFONSO SENIOR Y CIA S.A) la que hasta ahora solo ha cumplido con la compra no con la legalización, cobró $14’037.966. Hoy las ambulancias importadas por Bomberos-Barrancabermeja, están a disposición del Grupo Interno de Trabajo Investigaciones Aduaneras de la DIAN en Bucaramanga.

Revisada la documentación expedida por la DIAN, se observó que inicialmente el ingreso de estas ambulancias se produjo por el puerto de Buenaventura, sin que hasta la fecha la compañía Alfonso Senior y Cia S.A., hubiese adelantado los trámites de legalización dentro del tiempo estipulado ni durante el plazo de dos meses otorgados por la DIAN, plazo que se venció el 21 de febrero de 2011. Durante ese lapso, la firma importadora debió presentar la Declaración de Importación para su respectivo trámite de nacionalización de las ambulancias. La empresa Alfonso Senior y Cia S.A, solo inició el trámite el 28 de mayo de 2011, por lo que se puede colegir por parte de expertos tributaristas que las ambulancias están perdidas y pueden salir a remate en cualquier momento, con lo que el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, está a punto de perder la inversión hecha de $282’292.943, pagada con recursos oficiales.

¿QUIÉN CONTROLA LOS RECURSOS DE BOMBEROS?

Este interrogante hasta el momento no tiene respuesta por parte de los funcionarios que están en la obligación de velar para que los dineros oficiales se inviertan sin inconvenientes.

La Secretaria de Gobierno local dice desconocer el funcionamiento y seguimiento que se le hace al recurso transferido a Bomberos Voluntarios, como también desconoce lo referente a la compra de las 3 ambulancias compradas por Bomberos Voluntarios con recursos del municipio de Barrancabermeja, las que hoy están en poder de la DIAN; solo cuando la Contraloría municipal inició las investigaciones el pasado 19 de mayo, el titular de esa dependencia apenas se enteró del asunto.

Por su parte, la Oficina de Control Interno tampoco ha ejercido ningún tipo de control administrativo (Auditoría) respecto al rubro objeto de las transferencias del
Municipio a Bomberos Voluntarios con lo que (según la Contraloría) “vulnera con esto los compromisos pactados en el Plan de Mejoramiento”.

La Oficina de Control Interno del Municipio es la encargada de hacerle el seguimiento a los recursos destinados a la llamada ‘Tasa Bomberil’; este trabajo lo cumplió hasta el 2009 cuando realizó auditoria a las vigencias 2004, 2005, 2006, 2007 y 2008, con seguimiento del respectivo Plan de Mejoramiento en el año 2010, pero incumplió en hacerle seguimiento a los recursos que el Municipio le giró a Bomberos durante las vigencias 2010 hasta la fecha.

Por esta falta de acción, el Jefe de Control Interno del Municipio dice desconocer de la aprehensión o incautación de las tres ambulancias en litigio, por cuanto esto se debió a un proceso contractual del año 2010, entre Bomberos Voluntarios y la empresa privada Alfonso Senior y CIA y que el acta de aprehensión de la DIAN fue del 04 de Marzo de 2014. Señala que su Oficina “no tendría por qué saber de esta situación salvo denuncia o queja sobre el particular el cual nunca existió”. Con esta declaración entregada a la Contraloría, el Jefe de Control Interno del Municipio de Barrancabermeja acepta que incumple con sus funciones de estar atento a que los recursos del municipio, entregado a distintas organizaciones no gubernamentales, no se dilapiden y que solo interviene en caso que exista una denuncia o queja por parte de la comunidad, como si la ley no lo obligara adelantar seguimientos e investigaciones de oficio.

Para el titular de la Oficina de Control Interno municipal la actual situación “no se ha configurado un daño patrimonial al estado, pues la investigación que cursa ante la DIAN no ha culminado y no existe acto administrativo definitivo por parte de esa entidad que defina la situación de las tres ambulancias aprendidas”.

BOMBEROS NO REACCIONA

Para el Comandante de Bomberos,  Carlos Humberto Sierra Carrasquilla, la naturaleza jurídica de Bomberos Voluntarios de Barrancabermeja no permite darle aplicación de la Ley 80 de 1993 (Le de Contratación oficial), para la adquisición de maquinaria o para ejecutar lo designado por la ‘Sobretasa Bomberil’.

Manifiesta el Comandante de Bomberos que, pese a lo hallado por la Contraloría, “hasta ahora no se puede establecer, si hay la existencia de un daño al patrimonio del Municipio por parte del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Barrancabermeja, pues hasta la fecha la DIAN no ha expresado la situación jurídica definitiva que' demuestre que efectivamente los vehículos aprehendidos sean expropiados, es decir que la actualidad no hay consolidado un daño al patrimonio del Estado”, y que por ello “no ha adelantado acción legal”.

A LA JUSTICIA PENAL

Sin embargo, periodicoportada.com consultó con abogados tributaristas sobre este caso, quienes se extrañaron del comportamiento del Comandante, por cuanto son ya cuatro años que han transcurridos desde el ingreso de las máquinas al país sin que se hayan legalizado por parte de la empresa contratada para tal fin.

La investigación adelantada por la Contraloría de Barrancabermeja, la desarrolló luego que el 30 de mayo de 2014, el ciudadano Wilson Hoyos Ortega, presentara denuncia contra Carlos Humberto Sierra Carrasquilla, Comandante de los Bomberos Voluntarios; Luis Alexander Díaz Arias, Presidente del Cuerpo de Bomberos y, el Tesorero de la entidad, Jorge Evan Neme, por el presunto delito de detrimento patrimonial.

El proceso investigativo de la Contraloría reveló la existencia de un hallazgo administrativo, otro fiscal y una Acción Preventiva. El Hallazgo Fiscal, está valorado en $282’292.943, este último podría ser de la Fiscalía para las respectivas investigaciones penales.


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.