Periodismo independiente para la promoción de los Derechos Humanos, la Democracia y la Paz.

 

Por la corrupción: Diseño del Intercambiador
en el Mesón de los Búcaros se tendría que cambiar

Juez le ordena al municipio no intervenir el predio de la Escuela Normal. $80.370’000.000 lanzados a la basura por el entonces Alcalde Luis Francisco Bohórquez Pedraza. ¿Habrá acción de repetición?


El panorama para la terminación del Intercambiador del Mesón de los Búcaros cada día es más oscuro, luego de conocerse que el Juzgado Tercero Administrativo de Bucaramanga falló en primera instancia una Acción Popular que ordena suspender las obras del intercambiador en el Mesón de los Búcaros.

La decisión, tomada tras una acción judicial de los padres de familia de la Escuela Normal Superior, también ordena parar las obras complementarias que “afecten el predio”.

El Juzgado le solicita al municipio que presente, en el término máximo de un mes, un Proyecto de Ley ante el Congreso de la República para que éste le otorgue el cambio de destinación del predio de la Escuela Normal, que de no ser favorable y si se archiva, obligaría al Municipio a devolverle el predio a la Nación.

Y como si fuera poco, el Juzgado suspende el Acuerdo Municipal Nº 009 del 6 de mayo de 2014 proferido por el Concejo, con el que se autorizó el cambio de destinación del predio de la Escuela, que no es otro que la escolar.

OBRAS SIN PLANEACIÓN

Así las cosas, tal y como lo ha advertido la Veeduría de la Cámara de Comercio de Bucaramanga (CCB), la falta de planeación continúa afectando los intereses ciudadanos, toda vez que la Acción Popular que derivó en una medida cautelar y llevó a este fallo, se interpuso el 17 de junio de 2014, dos meses antes de que la Alcaldía DE Luis Francisco Bohórquez Pedraza, adjudicara el contrato del intercambiador (14 de agosto de 2014), so pena de las advertencias judiciales y ciudadanas de que no se hiciera hasta que se resolviera de fondo dicha acción.

Ricardo Pinto, el accionante y padre de familia de la Normal, con voz entrecortada por el triunfo, dijo que el fallo favorable no solo es para la Escuela sino también para Bucaramanga porque “demuestra que prevalece la defensa de la vida. Esta es una oportunidad para la ciudad de que tenga otra manera de hacer las cosas, sin acabar con la vida ni deforestar, y sin seguir con una ciudad de cemento que es lo que hoy tenemos”.

Pinto resaltó que detrás de esta “buena noticia” hay muchas personas que apoyaron el proceso. Reconoció que la pelea fue “dura” y siente satisfacción porque “esto es un ejemplo de orden y respeto que queremos enseñar a los muchachos”.

El Presidente del Consejo de Padres de La Normal, Henry Valencia, dijo que reciben la noticia con “humildad y nos hincha el corazón porque se falló en favor de la comunidad”. En la segunda instancia, tanto Pinto como Valencia manifestaron que “darán la lucha con argumentos como lo han hecho hasta ahora”.

APELACIÓN, SEGUNDA INSTANCIA Y PROPUESTA

El nuevo Gobierno de Bucaramanga, si quiere apelar el fallo, lo puede hacer para llevarlo a segunda instancia, en la que tendrá derecho a controvertir la parte accionante. Según expertos, esto dilataría el proceso en uno o dos años más.

Ricardo Pinto, accionante, dijo que el fallo del juzgado le dice al Municipio que se tengan en cuenta las propuestas de cambio en los diseños que hizo La Normal. “Nosotros nunca nos opusimos por oponernos, siempre dimos propuestas que no se tuvieron en cuenta”.

Se espera un pronunciamiento de la Alcaldía para saber si cambiará el diseño de la obra o espera la segunda instancia.

VALOR DILAPIDADO

El valor inicial del Mesón EN EL Gobierno del entonces Alcalde del partido Liberal, Luis Francisco Bohórquez Pedraza, fue de $54.909’000.000. Con el sobrecosto que se generalizó en ese Gobierno, fueron autorizadas dos adiciones posteriores en dinero y tres en tiempo. Esto provocó que el intercambiador del Mesón de los Búcaros en Bucaramanga, les costara a los bumangueses (pago con los recursos de Valorización) la suma de $80.370’000.000. (Tomado de ADN)

¿ACCIÓN DE REPETICIÓN?

En caso de que el actual Gobierno municipal decida apelar el fallo y que en segunda instancia la determinación judicial se mantenga en firme, se confirma un daño patrimonial provocado por la falta de planeación de la pasada administración local.

Daño patrimonial que tendrá que ser pagado por quienes autorizaron la construcción de la obra, a través de una Acción de Repetición, pues dicha construcción afectó terrenos nacionales donde está ubicada la Escuela Normal en Bucaramanga, pese a que fueron advertidos de que si se adelantaban irían a afectar un pulmón ambiental de la ciudad y de paso irían a construir en un lugar que no es propiedad del Municipio.

Dos aulas, un área de laboratorios, el muro de cerramiento, unas áreas comunes y gran parte del bosque que rodeaba la Escuela Normal Superior de Bucaramanga (126 árboles) resultaron afectados por la construcción del Intercambiador del Mesón de Los Búcaros.

Es inexplicable que en el Gobierno liberal de “Lucho” Bohórquez, se haya planificado, diseñado y licitado obras, en terrenos que no son propiedad del Municipio y lo más grave aún, sin contar con los recursos asegurados para cancelarlas. De ahí las improvisaciones que hoy estipula el fallo de tutela del Juzgado Tercero Administrativo de Bucaramanga.


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.