Periodismo independiente para la promoción de los Derechos Humanos, la Democracia y la Paz.

 

Publicado el 07 de julio de 2017
PORTADA-FM
   


LA RADIO ONLINE QUE MÁS CRECE EN AUDIENCIA
¡Explosión Radial en la Internet...!

Escuche los sábados, desde las 9 am,
nuestra franja informativa:
- MPM-NOTICIAS (Resumen noticioso)
- EL BULLERENGUE (La noticia comentada)
- CONTROVERSIAL (Entrevistas, reportajes, polémicas
sobre temas de actualidad)

En el Terminal de Transportes de Bucaramanga:
Campeaba la corrupción (Parte I)

Visos de presunta corrupción se prestaron en el Terminal de Transportes de Bucaramanga, bajo la orientación del hoy concejal del partido Liberal, Wilson Manuel Mora Cadena, de acuerdo con una auditoría adelantada por la firma Baker Killy, la misma que ha sido contratada por el municipio de Bucaramanga, uno de los accionistas mayoritarios de la Terminal de Transportes.

Entre las presuntas irregularidades halladas por la auditoría, se encuentra la presencia de un grupo de empleados del Terminal que, pagos por esa empresa, estuvo al servicio de la campaña política del entonces candidato Mora Cadena; un viaje de integración a Santa Marta de 12 personas con gastos pagos con recursos de la Terminal. Entre esas 12 personas, 8 eran empleados vinculados con la campaña política; sin contar que la Terminal se había convertido en una “empresa de familia” donde algunos parientes del gerente como primos, tíos, hermanos, cuñado hacen parte de la nómina de la entidad. Otros de los ‘beneficiados’ con la ‘repartija burocrática’ al interior de la Terminal son algunos parientes de la Asistente de Gerencia, de la Asistente Administrativa y Financiera y de la Asistente de la Dirección Administrativa.

Además, la auditoría registró sobrecostos y duplicación de contratos con costos millonarios para la Terminal de Transportes, presuntos  “pagos sin un trámite administrativo de autorización de acuerdo con el Manual Procedimiento Compras autorizadas por Junta Directiva -versión Nº 02 del 10 de marzo de 2009”, donde al parecer “hubo un manejo único y directo por parte del señor Wilson Manuel Mora Cadena en lo relacionado con toda clase de obras, adiciones, mejoras y lo concerniente a infraestructura (Estudios, diseños y aprobación), ya que no se evidencia que estas fueran aprobadas por las actas de Junta Directiva”.

Pero además, al interior del Terminal de Transporte de Bucaramanga, la auditoría encontró, a 31 de diciembre de 2016, cuentas por cobrar a los miembros de la Junta Directiva “por concepto de reembolsos de acompañantes al viaje misión empresarial”, entre los cuales se encuentran el pasado director de Tránsito de Bucaramanga, una empresa transportadora, un gerente de empresas de servicio público de transporte y del hoy Gerente de la Terminal antes Director Técnico y Control de la misma Terminal, como si esa empresa fuera un entidad crediticia.

También fue hallada una deuda a nombre de la esposa del anterior gerente del Terminal, la que, hasta la fecha de cierre de la auditoría, ascendía a más de 28 millones de pesos, valor que “nunca ha sido reembolsado a la compañía”.

HALLAZGOS

La firma de auditoría Baker Killy, es representada por Gabriel Vásquez Tristancho, uno de los aportantes a la campaña del hoy alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez y a quien el alcalde le ha dado parte de la contratación del municipio.

Baker Killy hizo entrega a la alcaldía de Hernández Suárez, del resultado final de su trabajo de auditaje al interior de la Terminal de Transportes de Bucaramanga. La alcaldía, luego de seis meses de recibido el resultado, no ha publicado la referida auditoría ni dado a conocer ningún pronunciamiento sobre las posibles irregularidades encontradas en la Terminal y se desconoce si ha iniciado algún proceso de tipo penal contra quienes salgan implicados en los presuntos casos de corrupción encontrados. 

Sin embargo, periodicoportada.com tuvo acceso a ese resultado final donde están estampados los hallazgos encontrados. 

Entre esos hallazgos, se encuentra la posible utilización de dineros y mano de obra del Terminal en la campaña electoral del hoy concejal del partido Liberal Wilson Manuel Mora Cadena, cuando era gerente de la entidad y además candidato al concejo, todo cancelado con recursos de la esa empresa.

VIAJE DE PLACER

Revela el informe, que Mora Cadena “recurrió a la nómina de la compañía para que trabajaran, durante el horario laboral, en su campaña electoral para el concejo de Bucaramanga en los meses de agosto, septiembre y octubre de 2015”. Diez de los empleados del Terminal “recibieron la orden verbal de su superior inmediato” para ejecutar labores propias de la política partidista liberal, en horas en las que debían laborar para la Terminal.

Entre esos empleados vinculados a la campaña política de Víctor Manuel Mora Cadena, se encuentran la Jefe de Gestión de Información de Calidad, tres Controladores de Abordaje, un Auxiliar de Sistemas, la Asistente de la Dirección Administrativa, una Auxiliar de Aseo, dos Auxiliares de Control y el Mensajero de la Terminal. De acuerdo con la investigación, este personal era pago en su totalidad por la Terminal, pero cumplía misiones distintas en favor de su jefe, el entonces Gerente de la Terminal quien a postre fue elegido y hoy cumple funciones de concejal de Bucaramanga, luego de ser destituido de la Gerencia en la empresa de transportes.

Junto con esa posible irregularidad, fue hallada la participación de 16 personas en un llamado “viaje de integración” a la ciudad de Santa Marta; d los viajeros, 12 son empleados de la Terminal (8 de las cuales hicieron parte de la campaña política de Víctor Mora). Este viaje “fue organizado y pagado por la Terminal de Transportes de Bucaramanga S.A.”, cuyo valor ascendió al $13’020.000. La sustentación de este pago se basa en dos cuentas de cobro, cuatro comprobantes de egresos bancarios y la tirilla de los pasajes -ida y regreso- Bucaramanga-Santa Marte/Santa Marta-Bucaramanga.

Los empleados que se beneficiaron con esta benevolencia del gerente del Terminal fueron: La asistente de la Dirección Administrativa, quien además era la Coordinadora de la campaña electoral de Mora Cadena. La empleada viajó acompañada de su esposo. Además, estuvieron en el ‘paseo’: Un tío del entonces gerente y candidato al concejo, Wilson Mora, la Asistente de Gerencia y su esposo (mensajero de Metrolínea), tres Controladores de Abordaje, tres Auxiliares de Control, un Asistente de Sistemas, el Jefe de Mantenimiento del Terminal, una Auxiliar de Aseo, el Mensajero y un Contratista de la empresa.

De acuerdo con el auditaje, la Terminal de Transporte gastó para el viaje del esposo de la Asistente de la Dirección Administrativa y Coordinadora de la campaña electoral de Mora Cadena, la suma de $13’545.000 según “se refleja reportado por el concepto 5056 de servicios, de la vigencia 2015, en la columna de gastos no deducibles”.

La auditoría evidenció que una de las cuentas por cobrar, por valor de $6’520.000, está a nombre del mensajero de Metrolínea y esposo de la Asistente de la Dirección Administrativa de la Terminal y que al parecer algunos de quienes trabajaron para la aspiración política de Mora Cadena, fueron empleados por esa empresa solo para laborar en esa campaña partidista, como el caso de uno de los Controladores de Abordaje, que además fue favorecido con el “viaje de placer” a Santa Marta, quien firmó contrato para laborar entre el 1 de agosto y 30 de octubre de 2015, “(los mismos meses en los que se desarrolló la campaña electoral del señor Wilson Manuel Mora Cadena)”.

¿CONTRATACIÓN IRREGULAR?

Entre las denuncias de la auditoría “se evidencian posibles irregularidades en el pago de las contrataciones”, relacionadas con Órdenes de Compra y Órdenes de Trabajo firmadas en los años 2014, 2015 y 2016, cuyo gerente de la Terminal de Transportes de Bucaramanga era el hoy concejal liberal Wilson Manuel Mora Cadena, donde se observa una doble contratación para un mismo trabajo en una misma fecha.

Algunas de esas Órdenes de Trabajo fueron “adjudicadas a dedo” pese a que requerían la autorización de la Junta Directiva debido a que su cuantía superaba los 100 salarios mínimos mensuales vigentes, de acuerdo con la reglamentación interna de la Terminal. Un alto porcentaje de dichas Órdenes de Contrato fueron entregadas a un solo contratista que hace parte del Sisben y no tiene sede definida.

Una de las Órdenes de Contrato, la Nº 149 fue firmada el 3 de agosto de 2015 por valor de $53’526.509, la que por su monto no requería autorización de Junta Directiva, “sin embargo a esta misma obra se le realizan dos adiciones (OT 3892 y OT 3903) por valor de $49’616.935, para un total de $103’143.444”, que superaba en ese momento los 100 salarios mínimos mensuales vigentes, por lo tanto de acuerdo con la auditoría, requería de la autorización de la Junta Directiva, lo que no se hizo pese a que contaba con la interventoría del entonces Director Técnico y Control de la Terminal, William Emiro Ardila Ardila, designado hace solo un mes como nuevo Gerente de la Terminal de Transportes de Bucaramanga.

Causa extrañeza que a la Orden de Trabajo Nº 149 de 2015, firmada para terminarla el 6 de noviembre del mismo año, le hayan adicionado con fecha 10 de noviembre de 2015 la suma de $19’731.388.

Dentro del presupuesto para el año 2014, se autorizaba el valor de $97’000.000 con destino a la “Construcción pavimento rígido zonas operativas y urbanas, para la reparación de pavimentos de la zona de ascenso y zonas operativas y urbanas por el avanzado deterioro”, pero dicha Orden de Contrato presenta una adicional por valor de $29’337.585 por lo que el valor total de la obra fue de $99’545.933 con una diferencia de $2’045.933 de lo que en realidad fue presupuestada.

Esta obra también contó con la supervisión del entonces Director Técnico y Control del Terminal, y hoy Gerente del mismo, William Emiro Ardila Ardila.

El 18 de julio de 2016, (en la gerencia del hoy concejal Wilson Mora) fue firmada el Acta de Inicio del contrato Nº 172 por parte del hoy Gerente de la Terminal en calidad de Director Técnico y Control del Terminal, William Emiro Ardila Ardila, para la “construcción de un shut de basura en la zona aledaña al parqueadero operacional contiguo a los talleres de mantenimiento” por valor de $106’127.630. Este contrato sufrió dos adiciones por $54’498.441 para un total final de $190’626.071, cuando en realidad el presupuesto de inversión en infraestructura física de la Terminal para el 2016 autorizaba el pago de $125’000.000 con destino a la construcción de un centro de acopio de residuos sólidos por lo que la auditoría reflejó un posible sobrecosto de $65’626.071.

CONTRATOS CON EMPRESA DE PAPEL

Para el auditor, la Terminal de Transportes de Bucaramanga durante los años donde actuó como gerente el hoy concejal liberal Wilson Manuel Mora Cadena, al parecer firmaba contratos con empresas ‘piratas’ o de ‘papel’ tal como lo consigna de manera textual en el Informe de Auditoría: “El contratista ELIU GRATERON CARVAJAL o REPRESENTANTE LEGAL DE GRATECONSTRUCCIONES S.A.S. con respecto a domicilios personales, empresariales, teléfonos, Emails y sedes no se pudo establecer ya que no existe oficina física establecida para su empresa. Se presenta una posible suplantación de identidad, ya que hasta el momento no ha sido posible ubicarlo como persona natural ni jurídica, al igual que con su obrero y también contratista de la TTB S.A.S. -Wilson Mosquera Pardo-, a quien tampoco ha sido posible localizar. Los domicilios que se evidencian en el Rut son de estratos bajos de Bucaramanga y adicionalmente el señor Eliu Graterón pertenece al Sisben…”. Presenta la Auditoría, dos facsímiles del Rut del contratista Eliu Graterón Carvajal: La primera como persona natural donde tiene inscrita la dirección CL 9 NA OCC 05 ET 4 BRR VILLAS DE SAN IGNACIO; el segundo Rut como persona jurídica Graterón Construcciones S.A.S. con la dirección CL 9 NA OCC 05 ET 4 MZ A CASA 27 BAVIERA II. Se observa que utiliza la misma dirección de vivienda con distinta ubicación en cuanto al barrio se refiere.

Consultado con su número de cédula de ciudadanía en la Registraduría, el contratista de la Terminal con igual dirección residencial en distintos barrios del norte de Bucaramanga, está registrado desde el 2007 para votar en épocas de elecciones en el Instituto de Promoción Social del Norte en la capital de Santander y desde el 10 de agosto de 2013 está inscrito en el SISBEN con puntaje de 62,48.

Para la Auditoría, para los trabajos cumplidos por Eliu Graterón Carvajal y su firma Graterón Construcciones, “hubo posibles pagos sin trámite administrativo de autorización de acuerdo con el Manual de Procedimiento Compras autorizadas por Junta Directiva -versión Nº 02 del 10 de marzo de 2009-”. De igual manera, la Auditoría “presume que hubo un manejo único y directo por parte del señor Wilson Manuel Mora Cadena en lo relacionado con toda clase de obras, adiciones, mejoras, y lo concerniente a infraestructura (Estudios, diseño y aprobación), ya que se evidencia que estas no fueron aprobadas por las actas de Junta Directiva”.

Para la segunda parte de este trabajo de investigación, serán publicados otros hechos de presunta corrupción al interior de la Terminal de Transportes de Bucaramanga, como las cuentas por pagar que no han sido saldadas de un exdirector de Tránsito de Bucaramanga, de una empresa transportadora, de un gerente de empresa de servicio público de transporte y del Director Técnico y Control del TTB S.A, (hoy Gerente de la Terminal), como si esta fuera una entidad crediticia.

Espere
Segunda entrega de:
En el Terminal de Transportes de Bucaramanga:
Campeaba la corrupción


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.