Publicado el 26 de septiembre de 2014

En Bucaramanga piensan en 'Anchicayá' para enviar sus basuras

Lo que en comienzo negó la directora de la CAS, empieza a volverse realidad:
Barrancabermeja está a puertas de ser el 'Patio Trasero de Santander'.

La directora de la oficina llamada Área Metropolitana de Bucaramanga, Consuelo Ordóñez de Rincón, anunció en una reunión donde se trataba el futuro de las basuras de Bucaramanga y municipios aledaños, que “sobre el tema de relleno sanitario tenemos tres grupos de proyectos”, que incluye al relleno sanitario denominado ‘Anchicayá’, ubicado a pocos metros de una fuente de agua en el corregimiento La Fortuna del municipio de Barrancabermeja.

Señaló la funcionaria que en la actualidad en la región existen tres terrenos licenciados para convertirse en los llamados rellenos sanitarios: Chocoa, en el municipio de Girón; Monterredondo, en jurisdicción de Piedecuesta y, Anchicayá en Barrancabermeja, por lo que desde ya se piensa en Bucaramanga al puerto petrolero como una alternativa viable para el envío de los desechos que botan Bucaramanga, Girón, Piedecuesta y Floridablanca, sin descartar los restantes municipios cercanos que desde tiempo atrás vierten sus desechos al botadero ‘El Carrasco’, que debe ser cerrado en próximos meses.

Considera Ordóñez de Rincón, que estos tres proyectos, que ya están licenciados, por lo que deberían garantizarle a la comunidad que no hay afectaciones ambientales graves, porque en desarrollo del estudio de impacto ambientales y las exigencias de la autoridad, debieron preverse todas las medidas necesarias para mitigar y compensar los efectos que puedan generarse; “es decir, que un  nuevo relleno sanitario que esté debidamente licenciado es diferente a El Carrasco, y debería contar con todos  los requerimientos ambientales”. Sobre este último aspecto, el ‘Anchicayá’, a pesar de haber pasado el estudio de impacto ambiental hecho por la CAS, está ubicado a solo 700 metros lineales de una de las fuentes de agua que surte al acueducto de Barrancabermeja.  

Según Consuelo Ordóñez en ‘Anchicayá’ no han comenzado los trabajos, pero pese a ello, debe ser objeto de una evaluación inmediata y verificar si se mantiene la licencia ambiental en firme otorgadas por el CAS, para que entonces “los dueños del proyecto entren a ejecutarlo y solucionar definitivamente el problema de la inexistencia de un relleno” en la región.  

TAMBIÉN EL DE REDIBA

Pero la situación, para la directora del Área Metropolitana de Bucaramanga, no solo pasa por el relleno ‘Anchicayá, también recuerda que en jurisdicción de Barrancabermeja existe otra iniciativa similar para la recolección de basuras: El relleno que construye la empresa REDIBA.

Dicho relleno, lo tienen ubicado en Bucaramanga dentro de un segundo grupo para convertirse junto con el relleno a construirse en el sitio Peñas de Girón, en posibles opciones de futuro sitio de disposición final para Bucaramanga y sus municipios conurbanos.

INTERROGANTES QUE INQUIETAN

En comienzo, los propietarios del relleno ‘Anchicayá’ junto con la CAS, trataron de esconder la realidad del relleno y los objetivos del mismo, al indicar que no era un relleno de carácter regional, sin embargo la mentira se descubrió con la propia licencia 0855 de 2013 otorgada por la CAS, donde de manera clara señala que el relleno podrá recibir las basuras de 19 municipios de Santander, (Bucaramanga, Floridablanca, Girón, Piedecuesta, Rionegro, El Playón, Charta, Suratá, Matanza, California, Vetas Santa Bárbara, Lebrija, Sabana de torres, San Vicente de Chucurí, Betulia, Barrancabermeja, Puerto Wilches y Zapatoca), todos con niveles de complejidad alto, medio alto, medio y bajo.

A lo anteriores municipios pueden ser sumados en su momento Cimitarra, Puerto Parra en Santander; Yondó, Puerto Berrío en Antioquia; Aguachica, San Alberto, Gamarra, en Cesar, La esperanza en Norte de Santander; San pablo, Cantagallo, Morales y otros del sur del departamento de Bolívar, con lo que los propietarios del relleno sanitario obtendrían altas ganancias a costas de la salud del pueblo de Barrancabermeja.

Entre los interrogantes que saltan a la vista, están: ¿Por qué la CAS y los propietarios del relleno ‘Anchicayá’ quisieron ocultarle a la comunidad de Barrancabermeja, que el verdadero objetivo de ese relleno es el de recibir todos las basuras que a bien lleguen allí? ¿Por qué la CAS presiona a Barrancabermeja con el cierre del actual relleno ‘La Esmeralda’? ¿Qué intereses tiene esa entidad del resorte departamental para cerrar ‘La Esmeralda’ y abrir ‘Anchicayá? ¿Por qué REDIBA anuncia que el relleno que construye frente a una escuela rural en el corregimiento La Fortuna es solo para recepcionar las basuras de Barrancabermeja, si ya lo tienen en cuenta como una segunda opción para el envío de las basuras de Bucaramanga y su Área Metropolitana?

Hasta el momento, ninguna de las entidades comprometidas con el licenciamiento y construcción de los dos rellenos anunciados para el puerto petrolero, han dado la cara para responder estos y otros interrogantes que tiene la comunidad porteña.


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.