Publicado el 02 de octubrede 2014

Una sancionada por corrupción, dirige
Comité de Transparencia de Santander

Tras varios días de generar expectativa, el llamado “Comité Regional de la Transparencia” presentó un documento con observaciones a los procesos de contratación
de la gobernación de Santander y alcaldía de Bucaramanga.

Tomado de lapaginadehectorgomezkabariq

Lo más grave que se desprende de ese informe: Que a las licitaciones se presentan pocos proponentes. Eso fue todo.

Estos procesos se han realizado a través de licitaciones públicas, ha existido vigilancia constante de la Procuraduría General y de la Contraloría General, ninguno de los proponentes perdedores se ha quejado, no ha habido sobrecostos y todas las obras contratadas se han venido ejecutando dentro de los términos pactados.

Pero para este Comité, ese hecho de que apenas existen entre 5 y 10 proponentes en cada proceso, factor que no es competencia de la gobernación ni de la alcaldía sino del interés y de la capacidad de las empresas contratistas, es símbolo de corrupción.

Pues bien. Lo que debe quedar claro para la opinión pública de Bucaramanga, de Santander y de Colombia, es que en esta región “los pájaros siguen tirándole a las escopetas”.

La presidenta de ese Comité Regional de la Transparencia es la señora Cecilia Reyes de León a quien, cuando fue comisionada nacional de televisión, la Fiscalía General de la Nación le dictó medida de aseguramiento por corrupción.

Y por ese mismo hecho de corrupción fue sancionada y multada por la Procuraduría General de la Nación. Pero, a pesar de este pasado judicial, ella sigue posando como jefe del Comité Regional de la Transparencia en los actos públicos regionales.

Lo dicho: los pájaros tirándole a las escopetas en Santander.  Lo que se cree es que doña Cecilia, por razones politiqueras, está haciéndole mandados a algunos políticos regionales.

LA SIGUIENTE ES LA HISTORIA

Comenzando agosto del año 2000, la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General le dictó medida de aseguramiento a Cecilia Reyes Duarte de León en su condición de integrante de la entonces Comisión Nacional de Televisión por el presunto delito de interés ilícito en contratos.  También el proceso hablaba de prevaricato.

Previo al pago de una caución de $13’000.000, se le otorgó el beneficio de la detención domiciliaria. Es decir, privada de la libertad pero no en una cárcel sino en su casa.

Ella fue sindicada de haber actuado con culpa, al conceder al Canal de Televisión RCN mediante el silencio administrativo una prórroga de dos años para pagarle al Estado una deuda vencida de $97.000’000.000 por la concesión del canal.

Según el expediente, la señora Reyes de León incurrió en esta falta a pesar de que previamente el subdirector de asuntos legales de la Comisión le había advertido que esa prórroga sería ilegal.

También, según el expediente, la señora Cecilia Reyes y otros dos comisionados de televisión, antes del otorgamiento de la prórroga, se reunieron por lo menos en 16 oportunidades con asesores del Canal RCN unas veces en público y otras en privado. Era por lo menos antiético que se llevaran a cabo esas reuniones en recintos particulares entre los comisionados y la empresa vigilada.

Además de la medida de aseguramiento, la Fiscalía pidió al ente nominador que la señora de León fuera suspendida del cargo.

En opinión de los expertos de la época, la decisión de los tres comisionados afectó las finanzas del Estado en varios miles de millones de pesos, por el no cobro oportuno de la deuda de $97.000’000.000.

LA PROCURADURÍA

Por los mismos hechos la Procuraduría General de la Nación la procesó y la sancionó. En un proceso con el radicado Nº 001-40993-2002, el Ministerio Público acusó a la señora Cecilia Reyes de León de haber violado normas legales y constitucionales al otorgar la prórroga al concesionario RCN Televisión mediante el inexplicable estilo del silencio administrativo.

En junio del año 2002, la Procuraduría impuso a la señora de León como sanción, una multa equivalente a tres meses el valor de su salario, es decir, sanción de 90 días.

Esta sanción fue apelada por ella pero en agosto del mismo año y en última instancia, la Procuraduría la confirmó y  la ratificó en forma definitiva. Esto es, el Ministerio Público la halló culpable y le confirmó la sanción por corrupción. (Leer documento)

Y es ella, Cecilia Reyes de León, quien a través de la Fundación Participar y del Comité de Transparencia se dedica supuestamente a vigilar todos los actos públicos de esta región del país “para evitar que haya corrupción”.


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.