Periodismo independiente para la promoción de los Derechos Humanos, la Democracia y la Paz.

 

Visos de corrupción en PANACHI

La construcción y los manejos del Parque Nacional, el ECOPARQUE y el Cerro del Santísimo, están en la mira de las autoridades de control, ante posibles
desvíos y despilfarros de recursos oficiales. Tres de los cuatro últimos
Gobernadores de Santander, serían investigados.

La Procuraduría General inició una investigación preliminar a la Corporación PANACHI, encargada de administrar el Parque Nacional del Chicamocha, por la administración irregular de recursos, según un informe de la Auditoría General.

De acuerdo con la Procuraduría, con la investigación se establecerá si hay autoridades o particulares relacionados con PANACHI, que hayan participado en posibles irregularidades en la contratación de la Corporación y que habrían resultado en un detrimento patrimonial superior a los $130.000’000.000 (ciento treinta mil millones de pesos).

Los recursos que la administración del Departamento de Santander le transfirió a la Corporación PANACHI, debían destinarse al pago de los gastos, mantenimiento y otros aspectos administrativos del Parque del Chicamocha.

Sin embargo, un estudio de la Auditoría General reveló que el ex director de PANACHI, Daniel Valencia Gómez, se habría impuesto un sueldo adicional de $10’500.000 (diez millones quinientos mil pesos) sin autorización del Consejo de la organización y que se sumaban al sueldo aprobado de $12’000.000 (doce millones de pesos) mensuales.

Otras irregularidades que encontró la Auditoría estarían relacionadas con los contratos de boletería para el parque y el acceso al parqueadero del mismo.

PANACHI, que también administra el Cerro del Altísimo y el ACUAPARQUE en Santander, también presentó inconvenientes de liquidez pues no cumplía con las metas establecidas de visitantes; esto les llevó a adquirir créditos con plazos cortos de pago y a tasas de interés altas de acuerdo con el medio local Vanguardia Liberal.

En ese sentido el reporte de la Auditoría reveló que los pasivos de la Corporación PANACHI al cierre de noviembre superaban los $15.000’000.000 (quince mil millones de pesos).

La Procuraduría advirtió que la investigación incluirá a los administradores de PANACHI y a los encargados en la Gobernación de Santander de realizar el seguimiento a las gestiones de la Corporación y mientras el proceso avanza, los tres parques continuarán abiertos al servicio del público.

INFORME DE AUDITORÍA

La investigación abierta por la Procuraduría, se basa en un informe de auditoría realizado en el diciembre de 2016, el que halló presuntas irregularidades en el manejo de la Corporación PANACHI, entre ellos un ‘sobresueldo’ que recibía el entonces director ejecutivo, Daniel Enrique Valencia Gómez, un manejo ‘poco ortodoxo’ de la contabilidad y falta de control en el manejo en la boletería y en los parqueaderos.

Este informe fue presentado el pasado martes 24 de enero en la asamblea de asociados de PANACHI lo que provocó la renuncia de Valencia Gómez, al perder la confianza de los asociados. En su reemplazo fue designado César Andrés Hernández González.

El actual Gobierno del departamento, contrario político al de su antecesor, provocó la apertura de las investigaciones al encontrarse malos indicadores financieros durante los últimos cuatro años; esto provocó la ejecución de varias auditorías, las que encontraron las presuntas irregularidades en el manejo de PANACHI, las que hoy son objeto de investigación por parte de la Procuraduría General de la Nación. 

TAMBIÉN LA CONTRALORÍA DE SANTANDER

La Contraloría departamental de Santander también se sumó al proceso investigativo y abrió indagaciones sobre los recursos de PANACHI.

El Contralor seccional, Diego Frank Ariza, dijo que “nos interesa determinar, particularmente, si hubo daño fiscal en aspectos como el pago de $72’000.000 (setenta y dos millones de pesos) en indemnizaciones por la salida de dos trabajadores y el pago de la bonificación de $10’500.000 (diez millones quinientos mil pesos) mensuales que recibía el Director ejecutivo sin autorización del Consejo Directivo, que implicaron un presunto daño fiscal de $126’000.000 (ciento veintiséis  millones) en el 2016”.

La indagación también se extenderá a los administradores de PANACHI y los responsables en la Gobernación (Gobernaciones de Hugo Heliodoro Aguilar Naranjo, Horacio Serpa Uribe y Richard Alfonso Aguilar Villa) de hacer seguimiento a la citada Corporación que fue creada por el departamento de Santander y la Cámara de Comercio, durante el Gobierno de Hugo Aguilar (2004-2007.


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.