Publicado el 27 de julio de 2014

Por homicidio buscan a un alcalde y un excongresista

Señalados de ser los determinadores del crimen de una exconcejal,
los dos dirigentes políticos huyen de la justicia.

La Fiscalía 56 delegada ante el Tribunal Superior de Bogotá, mediante providencia fechada el 27 de junio de 2014, profirió medida de aseguramiento consistente en detención preventiva, sin beneficio de excarcelación, contra del actual alcalde de Curumaní, Henry Alfonso Chacón Amaya y el excongresista Miguel Ángel Durán Gelvis, como presuntos determinadores del delito de homicidio en persona protegida y del delito de concierto para delinquir agravado en la modalidad de conformación de grupos paramilitares.

La medida fue proferida dentro de la investigación penal que adelanta la Fiscalía General de la Nación por el homicidio de la exconcejal de Curumaní, doña Ana Cristina López de Moreno, quien fue asesinada el 26 de noviembre de 2003, por hombres del Frente “Resistencia Motilona” del Bloque Norte de las AUC, frente que operaba en el centro y sur del Cesar, en particular en la zona de influencia de los Municipios de Pailitas, Curumaní y Chiriguaná.

HECHOS

Ambos políticos, nativos del municipio de Curumaní, están responsabilizados por la Fiscalía, de ser los autores intelectuales del crimen de la exconcejal de esa población, Ana Cristina López de Moreno, en hechos ocurridos el 26 de noviembre del año 2003, cuando la víctima se encontraba en su finca cuando intentó evitar su secuestro, según informó la Policía en ese momento.
 
Ana Cristina López de Moreno, de 60 años, murió al recibir varios disparos hechos por al menos dos hombres que ingresaron a su finca, cerca al municipio de Curumaní (Cesar), a unos 900 kilómetros al norte de Bogotá, señalaron las fuentes.

Los autores materiales del crimen, integrantes del Frente Resistencia Motilona del Bloque Norte de las Autodefensas, están en poder de las autoridades y en sus declaraciones han señalado a Durán Gelvis y Chacón Amaya.

REABIERTO

El caso del homicidio de la exconcejal había quedado en el olvido durante mucho tiempo y sólo se había procesado a los autores materiales del mismo. Sin embargo, en marzo de 2012 fue reabierta la investigación en contra de los autores intelectuales (determinadores), a raíz de una serie de declaraciones de desmovilizados del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia, quienes señalaron que detrás de la muerte de Ana Cristina López de Moreno estaban varios políticos de la región, entre ellos, el actual alcalde de Curumaní Henry Chacón Amaya, el exalcalde de ese municipio Edilberto Tabares, el excongresista Miguel Durán Gelvis, y Edwin Alberto Muriel Vega alias ‘Alfredo’, quienes habrían instigado para que se ejecutara el homicidio, por la supuesta oposición de la exconcejal a las acuerdos políticos celebrados para respaldar varias candidaturas a cargos de elección popular, entre ellos, a la alcaldía de Curumaní.

Entre esos testimonios están los de los desmovilizados Wilson Poveda Carreño alias ‘Rafa’, segundo al mando del Frente Resistencia Motilona, comandado por alias ‘Omega’ y, Néstor Quiñonez Quiroz, alias ‘Yuca’.

En estos momentos se desconoce el paradero del alcalde Henry Chacón Amaya y del excongresista Miguel Durán Gelvis, éste último con residencia en Valledupar, y quien promovía la candidatura a la alcaldía de esa ciudad de su esposa Rosa Ustariz. 

La Justicia Especializada ya había sentenciado a 40 años de cárcel a Edwin Alberto Muriel Vega, alias ‘Alfredo’, quien junto con Gregorio Rafael Rivera Martínez, alias ‘Efraín’ fueron encontrados responsables del asesinato de la también dirigente política de Curumaní, Ladys Daza Cogollo, conocida como ‘Negra de Ospino’ y su hijo el exconcejal de ese mismo municipio, Edgar Enrique Armesto Daza, quienes fueron acribillados el 14 de diciembre de 2005 cuando regresaban de su finca ubicada en las afueras de la población.


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.