Publicado el 28 de septiembre de 2014

A como dé lugar, director de Tránsito quiere
entregar control vial a sus amigos

El Concejo fue contundente al tildarlo de “irresponsable” al anunciar que 'como sea' implementará una APP pese a que el proyecto se hundió en la corporación coadministrativa municipal. Comunidad exige la renuncia del director de Tránsito por "irrespetuoso".

El Concejo de Bucaramanga reaccionó frente a las declaraciones hechas ante los medios de comunicación por el director de Tránsito de Bucaramanga, Rafael Horacio Núñez Latorre, al exponer que- pese a que el proyecto obtuvo ponencia negativa y se hundió en primer debate- avanzará en la creación de una Alianza Público Privada para dar vida a las fotomultas, “usando otros mecanismos y desconociendo la voluntad de la comunidad representada en la Corporación”.

En comienzo, los ponentes del proyecto, Sandra Lucía Pachón y Jhan Carlos Alvernia, justificaron que aunque la iniciativa tenía un objetivo destacable, como era la búsqueda del control de tránsito en la ciudad, decidieron no aprobarlo debido a que éste carecía de los elementos técnicos y legales que permitieran entender el cómo, el cuándo, el cuánto y, de cuál serían el aporte como el beneficio para los ciudadanos.

Incluso el presidente del concejo, Édgar Suárez, indicó que la decisión de no darle segundo debate obedeció a que hizo falta más sustento jurídico y más información. “Esos Proyectos de Acuerdo que quedan mal estudiados y mal aprobados conllevan a que en dos años nos llamen a procesos en los diferentes tribunales. No queremos tener inseguridad jurídica en ningún proyecto de acuerdo y por eso fue archivado”, indicó.

“IRRESPONSABLE” Y GROCERA REACCIÓN DEL DIRECTOR DE TRÁNSITO

Y aunque la corporación dio a conocer su posición frente al proyecto de Alianza Pública Privada -APP-, Núñez Latorre salió a los medios a decir que el trámite de la iniciativa por el concejo no era necesaria, e indicó que “en mi concepto, y de acuerdo con mis estatutos de entidad descentralizada (Dirección de Tránsito), hay otros caminos que tomar para poder sacar adelante este proyecto que es muy importante para Bucaramanga”.

Esa salida en falso del director de Tránsito, fue rebatida por el concejal Cleomedes Bello Villabona quien calificó de “irresponsable” esas declaraciones  al preguntar: “¿si no era necesario el trámite del Proyecto en el Concejo por qué el Alcalde lo radicó?” Y lo instó a aprobar la Alianza Público Privada sin consideración de la Plenaria “para que le responda a la ciudad y a esta misma Corporación” por la decisión de irse en contra de la voluntad del pueblo.

Lo paradójico es que el mismo Alcalde de Bucaramanga, al clausurar las sesiones extras del concejo, el pasado 24 de septiembre, aceptó que los proyectos “hundidos” podrían tener carencias en su concepción, por lo que “soy un demócrata y acepto que  a estas iniciativas hay que darle todo el estudio que se requiera y si existen fallas, hay que corregirlas”, por lo que agradeció a los concejales su disciplina en el estudio de cada una de las Iniciativas.

QUE SE VAYA DE TRÁNSITO

Después de su grosera salida en falso, voceros de la comunidad bumanguesa comenzaron a solicitar la renuncia del hoy director de Tránsito de Bucaramanga, Rafael Horacio Núñez Latorre, quien con su forma de actuar, contradice la norma jurídica y legal de que es el concejo de un municipio el que tiene la última palabra en la aprobación de iniciativas, siempre y cuando éstas vayan en beneficio de la sociedad.

El menosprecio de Núñez Latorre para con el concejo, en nada fue bien recibido, al contrario recibió un rechazo unánime de quienes entienden que la corporación coadministrativa municipal merece respeto de parte de los funcionarios del municipio y por nada se le debe menospreciar cuando cumple con sus labores.

La continuidad de Rafael Horacio Núñez Latorre como director de Tránsito en Bucaramanga, depende del alcalde Luis Francisco Bohórquez Pedraza, quien en otras oportunidades no ha cumplido con su palabra, como en el caso del todavía secretario del Interior, Rene Rodrigo Garzón Martínez, quien luego de ser sorprendido borracho cuando conducía un automotor, no tuvo ninguna reacción del alcalde, pese a que este dijo a algunos medios de comunicación que si su funcionario era responsable, de inmediato quedaría por fuera de su gobierno. Ya al término de su gobierno, el autollamado ‘alcalde social’ mantiene en su cargo a Rene Rodrigo Garzón Martínez  pese a que fue sancionado con el pago de una multa y  la suspensión por 10 años de su licencia de conducción.

VER TAMBIÉN:
PROYECTO 045, ¿OTRO ‘TORCIDO’?
CONCEJO POR FIN HIZO LA SUYA: TUMBÓ PROYECTO ‘TORCIDO'


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.