Publicado el 30 de julio de 2014

En Santander venden la energía eléctrica más cara de Colombia

Las excesivas alzas de las tarifas de energía eléctrica y la instalación de medidores en postes
y fachadas de las casas, denunciadas hace doce meses por periodicoportada.com
hasta son debatidas en el  Concejo de Bucaramanga.

Desde que las Empresas Públicas de Medellín -EPM- a través de una de sus filiales compró la Empresa Electrificadora de Santander (ESSA) luego que el gobierno seccional de entonces, a cargo de Horacio Serpa Uribe, permitiera el negociado que hizo el gobierno del hoy expresidente Álvaro Uribe Vélez,  donde perdió el departamento y sus comunidades, las tarifas del servicio doméstico e industrial de energía eléctrica han aumentado de manera considerable.

Esta información fue corroborada en las últimas horas por el Jefe de la Unidad Técnica de Servicios Públicos de la ESSA,  Iván Darío Sarmiento, quien ante el Concejo de Bucaramanga indicó que tiene certeza que la entidad le cobra a los santandereanos la energía más cara: “La empresa EPM hacen un estimativo de sus tarifas con respecto a Medellín y no deben hacerlo, Bucaramanga tiene el kilovatio/hora más caro de Colombia”, aseveró el funcionario.

En los cuadros comparativos se observan las tarifas que la ESSA aplicadas en Antioquia y Santander durante el mes de julio: Mientras en Antioquia el kilowatio/hora vale para el estrato uno $141,95, en Santander ese mismo kilowatio/hora tiene costo para el mismo estrato uno de $152,33, con una diferencia de $10,38 en contra de los santandereanos más pobres.

En el estrato cuatro ocurre lo contrario: En Antioquia el kilowatio/hora es cobrado en $448.68, en Santander su valor es de $336,42, con diferencia de $112,26 en favor de los santandereanos de clase media.

Las anteriores comparaciones señalan que las EPM a través de la ESSA, aplica fuertes cobros a las poblaciones más necesitadas del departamento de Santander (Estrato uno) dentro de una política de segregación social que no tiene razón de ser.

MEDIDORES PELIGROSOS

Un tema que es recurrente en Bucaramanga y demás municipios de Santander, es el relacionado con la instalación al aire libre de medidores para la energía eléctrica, lo que además de darle un mal aspecto a la ciudad y demás municipios santandereanos, colocan en peligro la integridad de la comunidad que debe utilizar los sectores donde están instalados dichos contadores.

Esta denuncia y el daño de las fachadas de las casas al instalar sin ningún recurso técnico los medidores, fueron hechas en gráficas por periodicoportada.com hace doce meses, incluso las fotos fueron enviadas al Concejal Raúl Oviedo Torra, quien hasta ahora “se pellizca” de esta anormalidad.

 En el Concejo de Bucaramanga, el Gerente de la ESSA Carlos Alberto Gómez, justificó la instalación de los medidores en los árboles, postes de energía y fachadas de casas, al decir que “entendemos que están esos medidores en zonas restringidas, pero debe ser la Alcaldía la que debe recuperar el espacio público, lo que impediría el robo de energía y por ende la instalación de medidores en sitios como estos”, justificación que a juicio de la comunidad no tiene razón de ser por cuanto una empresa particular como la ESSA con ese comportamiento, invade el espacio público y contamina el ambiente.


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.