Periodismo independiente para la promoción de los Derechos Humanos, la Democracia y la Paz.

 

HORACIO SERPA URIBE: Toda una vida
de engaños a los colombianos

El senador santandereano Horacio Serpa Uribe, después de más de 40 años de estar en la vida pública del país, trata con engaños a los colombianos, aprovechándose de la complicidad de la mala memoria de la gente.



El episodio más reciente lo protagonizó este cuestionado personaje hace poco, pero antes de relatarlo, hagamos un breve recuento de algunos de sus engaños políticos. Solo algunos porque la lista es interminable.

HISTORIA

Llegó a ocupar el Ministerio del Interior bajo la presidencia de su amigo vitalicio Ernesto Samper, elegido con los dineros del narcotráfico del cartel de Cali que dirigían los hermanos Rodríguez Orejuela, hoy presos en Estados Unidos.  Serpa sostuvo en los cuatro años de ese gobierno que jamás habían ingresado esos dineros a la campaña de Samper, campaña de la cual él fue el coordinador nacional. Pero al finalizar el mandato, aceptó que sí sabía del ingreso de los dineros, pero que apenas tuvo conocimiento de ello después de haberse posesionado como Ministro y no durante la campaña.

Fue candidato presidencial derrotado tres veces, una por Pastrana y dos por Uribe. Después de cada derrota juró que nunca volvería a ser candidato pero cuatro años más tarde se hacía el olvidadizo y volvía a la aspiración presidencial.

Tras su tercera derrota afirmó que se retiraba de la política electoral, pero poco después fue candidato a la Gobernación de Santander. “Si me eligen gobernador ejerceré el mandato pero inmediatamente me retiraré por siempre para dedicarme a cuidar mi nieto”, dijo entonces. Pero salió de la Gobernación y se lanzó de candidato al Senado de la República.

Al ser derrotado en la segunda ocasión por Uribe, Serpa tendió mantos de duda sobre el nuevo mandatario frente a los paramilitares y declaró que se dedicaría a hacerle una “oposición constructiva” a su administración y que jamás sería colaborador de él, pero meses después aceptó ser el embajador de Uribe ante la OEA.

Siendo gobernador de Santander ordenó el giro de 5 mil millones de pesos a una fundación privada representada legalmente por el papá de su secretaria de Hacienda Ana Milena Alfonso, Germán Alfonzo, para la construcción de un parque en Floridablanca. Giro al margen de la ley. Cuando fue cuestionado, dijo que no sabía que el señor Alfonzo fuera el papá de Ana Milena, a pesar de ser su amigo personal.

Cuando se posesionó como Gobernador anunció que toda la contratación de su gobierno sería para empresas santandereanas a efecto de fomentar el empleo. Sin embargo contrató empresas costeñas sin ninguna presencia en Santander para numerosas obras, entre ellas la remodelación del parque Santander en Bucaramanga y la remodelación del hospital de Barrancabermeja.

Estos contratos fueron entregados por el entonces Gobernador Horacio Serpa para pagar favores políticos del pasado a sus amigos, así: La remodelación del parque Santander al hoy Gobernador de Atlántico Eduardo Verano de la Rosa a través del contratista Carlos Vengal Pérez, con costo aproximado a los $1.696’000.000.

La remodelación del Hospital Regional del Magdalena Medio fue adjudicado de manera express al corrupto exgobernador de Córdoba Libardo José López Cabrales, que representaba al ‘Consorcio Hospital Santander’ por valor de $12.453’942.387.11, producto de un contrato inicial por $8.529’133.983,73 y un adicional de $3.924’808.403 en el año 2010. (Ambos contratos quedaron sin terminar sin que ninguna autoridad se hiciera cargo de investigar y sancionar).

SÍ PERO NO

Durante su campaña a la Gobernación agravió a su contrincante Didier Tavera, lo insultó, lo vinculó con los negocios del papá de éste, (narcotraficante confeso), pero el año pasado hizo elegir a Didier como gobernador y negó que años atrás hubiera hablado contra él.

Hasta el año pasado, Serpa era enemigo de los jefes del partido Opción Ciudadana, entre ellos el exsenador Luis Albero Gil y afirmaba que, por razones de ética y de moral, nunca haría alianzas con ellos. Sin embargo hizo alianzas con Gil y con Opción Ciudadana para elegir a Didier Tavera como gobernador de Santander y a Héctor Mantilla como alcalde de Floridablanca.

VUELVE Y JUEGA

En más de una ocasión, Serpa afirmó en público que mientras él estuviera en la política ningún otro miembro de su familia podría incursionar en ella y mucho menos con apetitos electorales. “Es una decisión de familia”, decía. Sin embargo, cuando fue Gobernador de Santander y luego Senador, su hijo Horacio José se hizo elegir Concejal de Bogotá.

Y hace apenas un par de días, al estilo de las monarquías que se heredan, Serpa dijo que ojalá la curul que él ocupa hoy en el Senado, sea heredada por su hijo Horacio José. Serpa publicó en su cuenta el siguiente trino: “Cuando me retire del Senado ojalá mi curul la ocupe @HoracioJSerpa. Él mismo me dice que no hay apuro. Y yo soy un padre obediente”.

Sin embargo, fuentes políticas aseveran que la intención real de Serpa es que él y su hijo ocupen simultáneamente curules en el Congreso, así sea por partidos distintos o por circunscripciones diferentes, para no violar las leyes electorales. (Tomado de la pagina de Héctor Gómez Kabarik).


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.