Publicado el 13 de junio de 2014

Continúa proceso contra Alcalde de Bucaramanga

Por ordenarle a los empleados del municipio, en plena hora laboral, participar en un debate público armado para su defensa y en contra de la Valorización que quiere imponerles a los bumangueses, la Procuraduría Regional de Santander le abrió investigación.


Entre estas personas habrían funcionarios del Municipio de Bucaramanga que a esa hora (10 de la mañana del pasado 3 de abril) deberían estar en sus puestos de trabajo.

Por ordenarle a los empleados del municipio participar en un debate público armado para su defensa y en contra de la Valorización que quiere imponerles a los bumangueses.

La investigación que inició la Procuraduría en contra del alcalde Luis Francisco Bohórquez Pedraza se basa en su presunto abuso de poder al ordenar la participación de los funcionarios del municipio en el malogrado debate público del pasado 3 de abril por el cobro de Valorización.

La Procuraduría investiga la participación de los funcionarios en un evento particular, en momentos en que estaban en su horario laboral.

Como es de conocimiento público, el mencionado debate fue cancelado por los enfrentamientos entre las barras llevadas por el alcalde y los afectados por el cobro injustificado de Valorización.

LA DENUNCIA

Esta fue elevada ante el Ministerio Público por integrantes de del movimiento Dignidad Ciudadana; según este documento, el alcalde Bohórquez Pedraza pudo haber infringido el Código Disciplinario al dar la orden a “los funcionarios públicos para participar en eventos que no tienen nada que ver con sus funciones”. 

Como siempre ocurre, el alcalde inculpado busca bajarle interés a lo que no le conviene y niega el hecho y aún más, dice desconocer que en su contra se hubiera abierto una investigación disciplinaria. (Ver documento).


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.