Seis investigaciones contra excontralora de
Bucaramanga adelanta la Procuraduría

Desde antes de posesionarse en el cargo, Magda Milena Amado era investigada por
presuntos hechos dolosos ocurridos al interior de las UTS donde laboraba.
Los procesos andan a “paso de tortuga”


Un nuevo proceso abrió la Procuraduría General de la Nación contra la hoy excontralora de Bucaramanga, Magda Milena Amado Gaona, quien omitió abrir investigación contra el gobierno de turno, por malos manejos en un contrato dentro del llamado “Carrusel de las Fundaciones” que se hizo visible en los dos últimos gobiernos liberales de la capital santandereana.

Amado Gaona, como jefe de la Contraloría municipal en el año 2013 archivó, sin compulsar copias a la Fiscalía y Procuraduría, a pesar de que su equipo auditor había encontrado “indicios de un presunto hallazgo de tipo fiscal” en un proceso auditor de ese año, por la ejecución de un contrato de $55’300.000, firmado entre la Secretaría de Desarrollo Social del municipio y la Fundación CORSODER, para la capacitación a 1.200 dignatarios de 240 Juntas de Acción Comunal.

Mientras la Fiscalía encontró méritos para seguir la investigación y encarcelar a los presuntos responsables, la Contraloría de Bucaramanga a la que le correspondía el control fiscal, omitió abrir investigación y cerró con archivo el proceso, pese a que en su Informe, el equipo auditor de ese ente, confirmaba que en el contrato suscrito entre la Corporación para el Desarrollo Comunitario, CORSODER, y el entonces secretario de Desarrollo Social de la Administración Municipal, Ludbin Gómez, tenía protuberantes irregularidades en su ejecución, entre ellas, sobrecostos en los alquileres de salones sociales utilizados para la actividad: Mientras el contratista facturaba cada alquiler por $1’000.000, la auditoría comprobó que el precio máximo era de solo $130.000. La queja formal fue recibida por la Contraloría el 24 de abril de 2013.

A AUDIENCIA PÚBLICA

La Contraloría en su investigación, de acuerdo con lo que dijo en su momento la entonces Contralora Magda Milena Amado Gaona, siempre estuvo ajustado a la Ley y de conformidad a los estatutos de las normas del ente de control: Envió el Informe del Equipo Auditor, dentro del ‘debido proceso’, la Secretaría de Desarrollo Social, la que dio respuesta donde “desvirtuó la parte fiscal, más lo disciplinario y penal no”, según la funcionaria que solo se limitó a enviar un control de advertencia, porque según ella “se verificó que sí se realizaban las capacitaciones”. 

Amado Gaona, en su condición de excontralora de Bucaramanga, deberá responder en audiencia convocada por la Procuraduría General de la Nación, por el presunto incumplimiento de normas en ejercicio de sus funciones como máxima jefe del organismo de control fiscal.

Según el auto de citación proferido por la Procuraduría Regional de Santander, la excontralora desconoció el deber de denunciar ante las autoridades correspondientes los hallazgos penales y disciplinarios que conoció a través de informes suscritos por una auditora de la Contraloría que dan cuenta de un “presunto hallazgo de alcance penal por falsificación de firmas el cual obedece al tipo penal falsedad material en documento público” y un “presunto hallazgo de alcance disciplinario para el supervisor del contrato porque no cumplió con el objetivo de hacer el debido seguimiento y control (…)”. 

Estas posibles irregularidades guardan relación con el contrato Nº 900 suscrito en el 2010 entre la Secretaría de Desarrollo Social – Alcaldía de Bucaramanga y la Corporación Social para el Desarrollo Comunitario -CORSODER-, frente a las cuales la parte investigadora limitó su actuación a hacer un llamado de atención a la representante de la Secretaría de Desarrollo Social de la Alcaldía de Bucaramanga en el 2013.

Consideró el ente disciplinario que la entonces funcionaria, al parecer afectó con su conducta, la función pública por no realizar los respectivos traslados a las autoridades competentes, por lo que perturbó con ello la moralidad administrativa, pues el cargo que ostentaba le exigía un mayor cumplimiento de las normas constitucionales y legales, en virtud de las relaciones especiales de sujeción que los servidores públicos tienen con el Estado.

Considera el Ministerio Público que también la señora Amado Gaona, pudo haber infringido el principio de moralidad administrativa, previsto en el artículo 209 de la Constitución Política, así como lo dispuesto en el artículo 22 de la Ley 734 de 2002, que señala: “Garantía de la función pública. El sujeto disciplinable, para salvaguardar la moralidad pública (…) eficacia y eficiencia que debe observar en el desempeño de su empleo, cargo o función, ejercerá los derechos, cumplirá los deberes, respetará las prohibiciones y estará sometido al régimen de inhabilidades, incompatibilidades, impedimentos y conflictos de intereses, establecidos en la Constitución Política y en las leyes (…)”.

La falta de la contralora de la época fue calificada como grave a título de culpa gravísima, por la posible violación manifiesta de normas de obligatorio cumplimiento.

La audiencia pública tendrá lugar en el auditorio de la Procuraduría Regional de Santander, este miércoles 27 de abril de 2016, a las 8 de la mañana.

MÁS PROCESOS

Pero Magda Milena Amado Gaona, no solo enfrenta esta investigación ante la Procuraduría. Antes de haber ingresado a la Contraloría de Bucaramanga, Amado Gaona ya era objeto de averiguaciones administrativas que aún están vigentes en el Ministerio Público.

Ese ente investigador tiene en su poder los procesos que, por distintas presuntas irregularidades, está comprometida la hoy excontralora de la capital santandereana. Este es el listado:

- Expediente D-2011-79-427661, radicado el 13 septiembre 2011 por “irregularidad de Alfredo Reyes Serpa, rector de las UTS, en la suscripción y ejecución de contrato de obra de remodelación de las baterías sanitarias de las UTS” Proceso seguido por la Procuraduría 1ª Delegada para la Contratación Estatal.

- Expediente D-2012-79-425552, radicado el 26 junio 2012 por “irregularidades por parte de Alfredo Reyes Serpa y Magda Milena Amado Gaona, en la suscripción de contrato de arrendamiento de cafetería en las Unidades Tecnológicas de Santander”, investigación que está en poder der la Procuraduría Regional Santander.

- Expediente D-2012-79-519747 2469, radicado el 11 octubre 2012: Solicitud de investigación disciplinaria por parte de la Veeduría Ciudadana contra la Contralora municipal de Bucaramanga, Magda Amado “por posible extralimitación en sus funciones, abuso de cargo y peculado”. Investiga la Procuraduría Regional de Santander.

- Expediente D-2013-79-612549, radicado el 28 agosto 2013: “Posible constreñimiento de que fue objeto José Ferney Salgar por parte de los señores Alfredo Reyes Serpa, Óscar Omar Orozco y Magda Milena Amado, para que votara en favor del primero de los nombrados, en el acto de elección de rector de las Unidades Tecnológicas de Santander para el periodo 2011 a 2015”. Investigación que adelanta la Procuraduría Regional Santander

- Expediente D-2014-79-650620, radicado el 7 marzo 2014: Queja disciplinaria contra Magda Milena Amado Gaona, Contralora municipal de Bucaramanga, “por irregularidades al divulgar información recolectada en la investigación que se venía realizando entorno al contrato 048 de 2010 de Aseo Chicamocha”. Este proceso lo adelanta la Procuraduría Regional Santander.


El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.