EL FUTURO DE LA RADIO ESTÁ EN LA INTERNET. PORTADA-FM, ABRIENDO CAMINO ONLINE

 PELÍCULA 'NUESTRA COSA'

Lo que hoy llamamos Música Salsa es una mezcla de ritmos afrocaribeños como el Son Montuno, el Mambo, la Bomba y la Plena.

El movimiento que originó esta nueva música comenzó en Nueva York, en El Barrio, y el South Bronx, la llamada "Caldera del Diablo", cuando un grupo de jóvenes músicos comenzó a mezclar sonidos y ritmos intentando crear un nuevo ritmo que conservara el "SABOR" que tenían otros ritmos afrocaribeños.

La Salsa debuta en el hotel Saint-George de Brooklyn, donde los Hermanos Lebrón (Lebron Brothers) de origen puertorriqueño, entusiasman al público. El Chetah, Club de la Calle 52 y Broadway, en Manhattan, sustituyen al Saint-George como punto de encuentro de los salseros neoyorquinos.

Algunos de estos músicos eran Ray Barretto, Bobby Valentin, Hector Lavoe, Willie Colon, Richie Ray, Bobby Cruz, Ismael Miranda, Adalberto Santiago, Cortijo e Ismael Rivera, entre otros.

El 21 de agosto de 1971 se presenta en el Chetah la Fania All Stars, creada por el flautista dominicano Johny Pacheco y el abogado judío Jerry Massuci; este momento se constituye en el nacimiento oficial de la Salsa, reunión inmortalizada en la película "Nuestra Cosa Latina".

Johny Pacheco promovió la palabra "Salsa" cuando la Fania empezó a viajar por Europa: "Como la palabra ‘salsa’ -igual que ‘sabor’, o ‘azúcar’, por ejemplo, siempre ha estado ligada a esta música, no me pareció mal llamarla así".

El sello discográfico "FANIA" popularizó este ritmo y lo extendió a partir del año 1975 por todo el mundo, a la vez que convirtió a la Salsa en un gran negocio latino que causó frustración en muchos artistas. La música creada durante esta época está considerada como Salsa Clásica o Salsa de Oro.

El exceso de comercialización a finales de los años 70 convirtió a la Salsa en una fórmula que apenas se imitaba a sí misma, y la gente no se interesó por una música que no le ofrecía ninguna novedad. También por los años 80s ocurre la invasión del merengue y de la música disco, tocándose fondo en el 82-83.

En este momento entra una nueva generación de músicos que le dan a los veteranos de la Salsa el golpe más fuerte, y son pocos los que pueden sobrevivir: La llegada de talentos como Frankie Ruiz, Eddie Santiago, Luis Enrique, empieza a cambiar el panorama de la música latina con lo que se ha llamado la Salsa Erótica, que para muchos fue como una traición al carácter mismo de la Salsa, machista, callejera, fuerte. Sin embargo, esta Salsa Erótica o sensual tuvo el mérito de rescatar la atención que se había perdido y ayudó a mejorar la situación.

Ya por el año 1988 este sonido también ya saturaba el mercado, porque todas las compañías graban este tipo de música y hasta los veteranos como Óscar D’León se tuvieron que ‘vender’ a esta tendencia.

Mientras tanto el merengue cada vez gustaba y pegaba más y en países como Puerto Rico era el ritmo que llenaba las discotecas.

Por suerte se está volviendo a esa música brava que es la Salsa verdadera. El público está reclamando una Salsa con vitalidad, con agarre, esa Salsa brava que es la Salsa verdadera, ver al cantante entregándose de verdad, oír un buen solo, escuchar letras que le hablen de la vida, todo lo que la Salsa le dio desde un principio.

Así, mucha gente que hizo su fortuna con la Salsa ha desaparecido, mientras que se puede encontrar un excelente cantante como Gilberto Santa Rosa, que hace letras románticas, pero con música agresiva, con arreglos bien logrados, con música movida que estimula al que está oyendo y al que va a bailar.

Lo que empieza a pasar a partir de 1988 se debe sobre todo a la gestión de la compañía RMM del puertorriqueño Ralph Mercado, que se funda en este año y empieza a lanzar al éxito a jóvenes como Tito Nieves, Tony Vega y José Alberto ‘el Canario’.

En esta vanguardia las orquestas cubanas también han tenido un papel importante, como es el caso de los Van Van, NG La Banda y Adalberto Álvarez y Su Son.

El país en el que se ha producido en los últimos años la expansión de la Salsa con mayor vigor es Colombia, con el desaparecido Joe Arroyo, el grupo Niche, la orquesta Guayacán y orquesta La 33.

Al mismo tiempo, en un sitio apenas tocado por la Salsa, como es Miami, un músico cubano radicado en esa ciudad desde su niñez, Willie Chirino, se abrió espacio en esta historia con un trabajo diversificado: Desde el son hasta el merengue, la plena y el rock.

El género de la salsa cuenta con una serie de clásicos, los álbumes del género que definen esfuerzos de la talla de Rubén Blades, Ray Barretto y Willie Colón que resumen la esencia de esta música. En cuanto a las películas, sin embargo, sólo hay una producción cinematográfica que se ha ganado un lugar legítimo como el documento final de la salsa: Our Latin Thing.

Anclado en el comportamiento histórico de que la Fania All Stars, presentadas en el Club Cheetah en la tarde del 26 de agosto de 1971, Our Latin Thing captura explosión 70s salsa de Nueva York 'en todo su poder y la adrenalina. Dirigida por el aclamado cineasta Leon Gast, la película ha sido algo así como una pieza de colección durante las últimas décadas. Ahora, una edición remasterizada de la película y la música asociada con Our Latin Thing está disponible en el sello Fania. Esta es la definitiva, la edición 40 aniversario de un momento histórico en la música tropical.

Los hallazgos incluyen una versión estridente de "Anacaona", interpretada por Cheo Feliciano en la parte superior de su juego, con una orquesta de superestrellas cuyos vocalistas copia de seguridad solo incluye luminarias como Héctor Lavoe, Ismael Miranda, Adalberto Santiago y Pete 'El Conde' Rodríguez.

Gast lleva también a las calles del Harlem Español, donde el fenómeno de la Salsa nació, así como en el estudio de grabación para una ojeada en el proceso creativo, con el productor y tecladista Larry Harlow.

La 40ª Edición Aniversario Limited de Our Latin Thing incluye un DVD de la película remasterizada, así como dos discos compactos que contienen la música de la película y algunos bonus tracks.

Centrándose en la histórica presentación de la Fania All Stars en el Cheetah Club el 16 de agosto de 1971, Our Latin Thing capta la explosión salsera de los '70 en Nueva York en todo su poderío y esplendor.

Entre los momentos más destacados de la película se encuentran una versión desenfrenada de "Anacaona" con Cheo Feliciano en la cúspide de su carrera y uña orquesta que incluye luminarias como Héctor Lavoe, Ismael Miranda, Adalberto Santiago y Pete 'El Conde' Rodríguez en los coros. Gast nos lleva a las calles de Harlem Español donde nació el fenómeno de la salsa.


EL FUTURO DE LA RADIO ESTÁ EN LA INTERNET. PORTADA-FM, ABRIENDO CAMINO ONLINE