PortadaFM… La emisora del Millón de Oyentes...  
EL FUTURO DE LA RADIO ESTÁ EN LA INTERNET. PORTADA-FM, ABRIENDO CAMINO ONLINE

 


 

El Merengue es el baile nacional de la Republica Dominicana. El merengue echó sus raíces en el campo en el siglo XIX, pero ahora su popularidad ha extendido al través de las clases sociales.

Durante toda su historia, era un método para expresar opiniones sociales y políticas. El Merengue usa instrumentos como la tambora, la güira, el acordeón y la guitarra. Tradicionalmente tiene dos segmentos: el paseo y el jaleo. Las estrofas que acompañan al merengue pueden ser de tipo copla, seguidilla, décima o, con menos frecuencia, pareados. La coreografía de la danza es simple y es muy popular por esta razón.

El Merengue tradicional sobrevive en el campo y las regiones rurales. Hay variaciones del Merengue que desarrollaron en las ciudades y otras zonas diferentes.

El Pambiche, según la leyenda, es el nombre del jaleo de Merengue lento que a los marinos estadounidenses les gustó porque no pudieron bailar el Merengue rápido auténtico mientras estaban estacionando el país.

El Merengue Cibaeño, de la región Cibao, usa el acordeón para reemplazar la guitarra que se oye en el merengue de la región sudeste del país.

El Perico Ripiao o el Merengue típico es el nombre que los ricos le dan al merengue rural tradicional. Se usa el nombre "Merengue" para significar el Merengue urbano o el Merengue de salón que las orquestas tocan.

No se sabe el origen del Merengue, aunque hay muchas teorías. Es posible que el Merengue venga de Puerto Rico, Cuba, Haití, o Republica Dominicana. Durante los años entre 1838 y 1849, había un baile cubano que se llamaba UPA Habanera. Una parte del baile era "Merengue". UPA Habanera era popular en Puerto Rico y una teoría cree que el baile viajó a Santo Domingo desde Puerto Rico con el nombre Merengue. Una teoría dice que el baile nació en la Republica Dominicana después de la batalla de Talanquera donde triunfaron los dominicanos. También es posible que el Merengue provenga de un baile africano llamado La Meringha. Es decir que la primera vez que se bailó fue en 1844 cerca de la frontera de Haiti. Por esta razón, es posible que el Merengue sea del baile haitiano, El Meringue, pero los dominicanos rechazan fuertemente esta idea. Aunque el Merengue probablemente no vino de la República Dominicana, los dominicanos fueron responsables para el desarrollo principal de la música.

Uno de las personas más importante en el desarrollo del Merengue fue el dictador Rafael Leónidas Trujillo. Antes del ‘reinado’ de Trujillo, el Merengue fue asociado con las personas del campo y las regiones rurales. Juan Francisca García trató de ampliar la popularidad del Merengue en las clases altas.

En 1918, publicó el primero arreglo del Merengue. En 1922, el Merengue fue tocado en un club social. Pero en ambos casos, la población alta lo rechazó. En el caso del club, muchas personas se salieron enojadas porque era una música grosera que no debió estar en un lugar elegante. Cuando Trujillo llegó al poder en 1930, el Merengue todavía era cantado y bailado solo por la clase baja.

Trujillo vino de una familia campesina y le encantaba el Merengue. Durante todas de las fiestas de sus campañas tenía una orquesta para tocarlo. Trujillo trató de forzar la élite a escuchar al Merengue, pero la élite cobró aversión contra Trujillo por su origen pobre, su música grosera y su régimen.

Él quiso dar la impresión de que era refinado y culturizado y para esto necesitó el apoyo de las clases altas. Quiso cambiar el Merengue como la música refinada para la élite. Ajustó la banda de Luis Albertí, Lira de Yaque, en 1932 con el fin de popularizar el Merengue. Albertí añadió el güiro y la tambora a su orquesta de jazz e incluyó el Merengue en su colección de canciones. Convirtió el Merengue al baile nacional de la Republica Dominicana. Entonces, la élite aprobó el Merengue como ‘música culta’.

Trujillo influyó la música entre los años 1930 a 1960 con su poder político. Él fue responsable para el desarrollo de la música dominicana. Fundió orquestas regionales y escuelas donde se enseñaba el Merengue y otra música Trujillista.

Por otra parte, rechazó y suprimió la música africana y haitiana, aunque el Merengue tenía unos aspectos de los dos, por lo que causó una división entre las clases de merengue, el rural y el urbano y por consiguiente entre las clases sociales.

Si un músico quería ser aceptado en la RD, tenía que escribir canciones con ritmo de Merengue que elogiar a Trujillo y su régimen. Los músicos que escribían canciones que criticaban a Trujillo fueron encarcelados.

El merengue perdió su voz social y política. Todos los vendedores de música estaban obligados a ofrecer los Merengues Trujillistas en su tienda y todos los dominicanos tenían que poseer los discos de la música del régimen. Esta época produjo miles de merengues sobre Trujillo.

Después del asesinato de Trujillo en 1961, el Merengue fue abierto políticamente y culturalmente y continuaba siendo el baile nacional; la población amaba aún la música del régimen, pero fue prohibido tocar los Merengues Trujillistas.

Después de 1961, las influencias musicales internacionales, que fueron prohibidos durante el reinado de Trujillo, fueron responsables por la modernización e internacionalización del Merengue.

Uno de las personas famosas para la modernización del merengue fue Johnny Ventura con sus influencias del rock’n’roll norteamericano.

Hoy, artistas como Juan Luis Guerra escriben Merengues radicales con guitarras y teclados eléctricos con lírica política que no eran posible durante la dictadura. El Merengue después de la época Trujillo es caracterizado por ser rápido y descarado con lírica satírica. Se convirtió en una forma de expresar opiniones sociales y políticas.

Aunque no se sabe de dónde viene el Merengue, la historia dominicana lo cuenta entre sus propiedades.

Personas como Rafael Trujillo, Luis Albertí, Johnny Ventura y Juan Luis Guerra tenían y tienen una gran influencia en el desarrollo del Merengue. Durante todo de s u historia contemporánea, el Merengue ha tenido cabida en la política, como la tuvo en la época del dictador Trujillo, hasta convertirse en la voz de la población dominicana.


EL FUTURO DE LA RADIO ESTÁ EN LA INTERNET. PORTADA-FM, ABRIENDO CAMINO ONLINE