Periodismo independiente para la promoción de los Derechos Humanos, la Democracia y la Paz.

 

Publicado el 02 de octubre de 2018
PORTADA-FM
   


LA RADIO ONLINE QUE MÁS CRECE EN AUDIENCIA
¡Explosión Radial en la Internet...!

Nos escuchan en 30 países del mundo.

A LA CÁRCEL EXSECRETARIA
DEPARTAMENTAL EN SANTANDER

Ahora, son dos las exsecretarias de Despacho del departamento de Santander, apresadas por estar involucradas en acciones corruptas con recursos oficiales.


Tres personas fueron capturadas por posibles irregularidades en la adjudicación del contrato para el reforzamiento de la Villa Olímpica del estadio Alfonso López de Bucaramanga, según un informe entregado por la Fiscalía General de la Nación.

En el marco de la lucha frontal contra la corrupción y en desarrollo de las acciones priorizadas en la Operación Guane, que busca poner al descubierto irregularidades en el manejo de los recursos públicos en Santander, la Fiscalía General de la Nación puso en marcha un frente de intervención para investigar presuntas anomalías en la ejecución de obras deportivas en el departamento.

En ese sentido, la Fiscalía logró la captura de una exfuncionaria de la Gobernación de Santander, a su esposo y a un interventor, que estarían involucrados en irregularidades en la contratación para el reforzamiento estructural de la Villa Olímpica del estadio Alfonso López de Bucaramanga.

En 2015, la Secretaría de Infraestructura de Santander suscribió un contrato con la ‘Unión Temporal Reforzamiento 2015’, por quince mil millones de pesos ($15.000.000.000) para mejorar el escenario deportivo y, posteriormente, pactó una adición del 40%, para un valor total de veintidós mil millones de pesos ($22.000.000.000).

En desarrollo de la indagación, los investigadores establecieron que Lenin Darío Pulido, esposo de Claudia Yaneth Toledo Bermúdez (entonces Secretaria de Infraestructura departamental), habría entregado de manera anticipada los pliegos de la licitación a la citada Unión Temporal con el ánimo de favorecerla.

Al parecer la Fiscalía cuenta con material probatorio que demostraría el cobro de coimas superiores a los dos mil novecientos millones de pesos ($2.900.000.000), representados en dos mil trescientos millones de pesos ($2.300.000.000) para el esposo de Toledo Bermúdez, quien fungió como subcontratista de la obra, y el valor restante para Andrés Mauricio Díaz Herrera, quien fungió como interventor del contrato.

Estos recursos habrían sido girados a los beneficiarios mediante facturaciones falsas y sobrecostos en la obra, toda vez que los investigadores descubrieron que, tras la adjudicación del contrato, Pulido sirvió como subcontratista de la Unión Temporal a cargo del reforzamiento.

Además, la Fiscalía cuenta con testimonios verificados, en el mismo sentido. Irregularidades El ente acusador determinó que, si bien el contrato se ejecutó, las obras entregadas no cumplían las condiciones técnicas y de seguridad; además, la Unión Temporal habría justificado la inversión con otros escenarios existentes que son de público conocimiento y uso, como es el caso de las dos piscinas olímpicas.

Los capturados son Claudia Yaneth Toledo Bermúdez, exsecretaria de Infraestructura de la Gobernación (2012-2015). Lenin Darío Pulido, esposo de Claudia Yaneth Toledo Bermúdez, sin vínculos con la administración, pero quien se habría apropiado de dos mil trescientos millones de pesos ($2.300.000.000) representados en coimas y Andrés Mauricio Díaz Herrera – Interventor del contrato y quien como producto de una coima recibió la suma de seiscientos millones de pesos ($600.000.000).

A los investigados la Fiscalía les imputará cargos ante un juez de control de garantías de Bucaramanga, según su responsabilidad, por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación.

(Tomado de Oro Noticias)

El Periódico Portada no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad directa del usuario que los escribe.
El Periódico Portada se reserva el derecho a eliminar aquellos que agredan a otras personas, utilicen un lenguaje vulgar, o sean comentarios sobre publicidad de cualquier tipo.