El puente Hisgaura, sigue como ‘elefante blanco’

El 31 de agosto del presente año, el viaducto cumplirá su primer aniversario de construido en territorio del departamento de Santander. La obra, aún, no ha sido dada al servicio. El INVÍAS aún no tiene fecha para apertura.

Después de un año de construido, el puente Hisgaura en la carretera Bucaramanga-Málaga, al oriente del departamento de Santander, sigue sin ser puesto al servicio de la comunidad.

Así lo dijo en Bucaramanga el director nacional del Instituto Nacional de Vías -INVÍAS-, Juan Esteban Gil, quien aseguró que todavía no se tiene fecha de apertura del mencionado puente Hisgaura. “Primero, debe asegurarse que la obra no represente un riesgo para quienes la utilicen”, dijo.

Estamos haciendo un trabajo muy juicioso porque tenemos que preservar la seguridad y que se cumplan las especificaciones técnicas para lo cual fue contratado”, sostuvo el funcionario. Explicó que primero se deben tener los resultados de la prueba de patología que se exigió a la constructora, luego de que se conocieran varias fisuras en uno de los tableros de la obra.

El director INVÍAS, recordó que el contratista en el mes de junio de este año le hizo entrega al Fondo Adaptación de la realización de pruebas de patología estructurales que les permitirá determinar que no hay un compromiso en el puente.

“En este momento la interventoría está realizando el estudio de esa metodología para realizar de manera paralela el estudio patológico estructural con la apertura del puente”, recalcó Juan Esteban Gil ante los medios de comunicación en la capital santandereana.

Presentado como el puente atirantado más alto de Suramérica (148,3 metros) -clave para conectar la vía Bogotá-Bucaramanga-Santa Marta con la troncal Bogotá-Cúcuta-, fue construido por la firma española SACYR, propiedad del máximo accionista del Real Madrid, Florentino Pérez.

EL PUENTE “ACORDEÓN”

SACYR suscribió en el año 2013, un contrato con el Fondo de Adaptación por $80.040’000.000 para construir tres puentes en la vía Bucaramanga-Málaga. En junio de 2016 las obras apenas iban en el 28 por ciento y las denuncias crecían, hasta que apareció la mano dadivosa del gerente del Fondo de Adaptación, el santandereano Iván Mustafá Durán, quien acordó en diciembre de 2016 un otrosí por otros $23.000’000.000 para continuar la obra.

De lo tres puentes contratados, SACYR solo cumplió con el Hisgaura, cuya construcción fue duramente criticada, por cuanto la obra quedó con varias curbaturas semajenates a una aocrdeón; “la viga que rigidiza se distensiononó”, como dicen técnicamente los ingenieros. Hablando como los de común, el puente se arrugó y quedó como un acordeón. Lo más grave del asunto es que lo maquillaron y así lo recibió el gobierno.