Las falsas promesas del gobernador Tavera en Zapatoca

Hallándose en campaña electoral en el 2015, el entonces candidato liberal a la gobernación de Santander Didier Tavera estuvo en Zapatoca solicitando el voto de los habitantes del municipio, con la promesa de que bajo su gobierno esta población por fin tendría solución a sus múltiples necesidades.

Desde una tarima montada en la esquina de la carrera 9 con calle 19, un sábado en la tarde, Tavera y su mentor Horacio Serpa pronunciaron fogosos discursos de campaña ante centenares de ilusionados zapatocas que con emoción aplaudieron una a una todas las promesas de los oradores.

Entre los compromisos de Tavera con los zapatocas ese día figuraron :
1- Pavimentación total de todos los trayectos destapados en la vía Bucaramanga-Zapatoca, especialmente del trayecto Girón-Palogordo;
2- Arreglo de las carreteras Zapatoca-San Vicente y Zapatoca-San Gil;
3- Arreglo al problema de las inundaciones por fallas de las cañerías en el sector de la carrera 10 con calle 15 en la zona urbana del pueblo;
4- Restauración locativa y dotación del hospital del municipio; y aportes para el arreglo de las deterioradas calles del pueblo; entre otras promesas.

Y ganó Tavera las elecciones en Zapatoca en el 2015. Por abrumadora mayoría derrotó a los también candidatos Leónidas Gómez, Carlos Fernando Sánchez y Holger Díaz. La gente creyó en las promesas de Tavera.

LA REALIDAD

La empresa ISAGÉN, constructora de la central eléctrica de Hidosogamoso, entregó a Zapatoca como regalías compensatorias la suma de $20.000’000.000 para la pavimentación de todo el trayecto de la carretera Girón-Palogordo. Ese dinero no provino ni de la gobernación ni de la alcaldía. Y esos $20.000’000.000 de ISAGÉN alcanzarían para la pavimentación de los seis kilómetros del trayecto referido.

Dos años después de posesionado, a comienzos de 2018, teniendo a su favor los dineros de ISAGÉN, Tavera prometió que en diciembre de ese mismo año 2018 inauguraría totalmente pavimentados los seis kilómetros en mención.  

Un año después de esa “fecha de inauguración”, terminando ya el 2019, no han pavimentado ni un solo metro; los trabajos se realizan a paso de tortuga; y ya dijeron que solo pavimentarán la mitad del trayecto “porque los dineros no alcanzan para todo lo prometido”.

Este gobierno no arregló ningún tramo de las vías Zapatoca-San Gil y Zapatoca-San Vicente; no hubo ninguna intervención en el hospital; las calles del pueblo siguen deterioradas; y del sector que se inunda cada qué vez que llueve en el pueblo, cuyo arreglo valdrá cerca de $7.000’000.000: este gobierno anunció la destinación de $400’000.000 para los estudios del Plan Maestro de Alcantarillado, estudios que aún no se han ejecutado. Se queda a la espera de que el Ministerio del Medio Ambiente, el próximo gobernador de Santander y el próximo alcalde de Zapatoca, aporten los dineros faltantes.

LA CASA DE MERCADO

Antes de terminar el año, para despedir su gobierno que finaliza este 31 de diciembre, vendrá a Zapatoca el gobernador Didier Tavera a inaugurar la nueva Casa de Mercado del municipio. Sobre esta obra hay que anotar un par de verdades: El dinero, $4.700’000.000, no fue aportado ni por la gobernación de Santander ni por la alcaldía de Zapatoca; ese dinero, tal como reza en la valla existente hoy en la Casa de Mercado, fue aportado por el gobierno nacional a través del Sistema General de Regalías -SGR-, por asignaciones directas correspondientes a las vigencias de los años 2017 y 2018.

La obra es ejecutada por el Consorcio Nitro 2017 y el contrato se firmó el 6 de marzo de 2018 con un plazo de nueve meses, pero solo en diciembre de 2019, es decir 21 meses después, se va a entregar.

Cuando el año pasado vino a poner la primera piedra en medio de un publicitado espectáculo, Tavera anunció textualmente: Esta importante obra tendrá toda una estructura colonial alrededor de la plaza como los andenes, la barandería en madera y la teja de barro. Pero no fue cierto. No es una estructura colonial, no tiene barandería en madera y la teja no es de barro. Pero igual, en próximos días habrá otro publicitado espectáculo para la inauguración de la nueva Casa de Mercado.

Está bien que esa obra se haya ejecutado, así en ningún momento la comunidad la hubiese solicitado pues la gente reclamaba otras necesidades prioritarias. Pero la obra es benéfica para el pueblo. Lo que no está bien es que se atribuyan obras con dineros ajenos y que se engañe a la comunidad con falsas promesas. (Tomado de http://lapaginadehectorgomezkabariq.com)