Bajo responsabilidad del gobierno, continúa abierta transversal Barrancabermeja-Bucaramanga

Pese a que la empresa que construye la doble calzada entre estas capitales sostiene que es un peligro utilizar uno de los puentes, la ANI desestimó ese anuncio y autorizó mantener abierta la vía.

La Agencia Nacional de Infraestructura, -ANI- desestimó un posible colapso de uno de los puentes que hacen parte de la llamada Ruta del Cacao y autorizó la continuidad de la utilización de la transversal que comunica a las dos más importantes ciudades en el departamento de Santander.

Luego de una reunión sostenida con el vicepresidente de la ANI, Carlos García, representantes de la Concesionaria Ruta del Cacao, de la firma interventora, delegados de la Gobernación de Santander, y el secretario de Infraestructura del municipio de Barrancabermeja, Nelson Sánchez, la entidad nacional, a través de su vicepresidente Carlos García, dijo que la ANI no considera necesario el cierre de la carretera Bucaramanga-Barrancabermeja; lo que hasta ahora está planificado es hacer acciones por parte del concesionario, Ruta del Cacao, aprovechando la temporada seca, pero garantizando el tránsito continuo de vehículos.

Argumentó que los problemas en esa vía se pueden presentar cuando llegue la temporada de lluvias, pero mientras tanto lo que se debe hacer son las obras que se requieren, ya sea un paso alterno que garantice el tráfico permanente sobre el corredor vial.

Aseguró que la obra alterna se puede construir paralelamente al tránsito aprovechando la temporada de verano, ya que la temporada invernal llegaría a mediados de marzo, por lo tanto, hay tiempo suficiente para tener habilitado un corredor alterno que permita garantizar seguridad para las personas que se movilizan por la transversal Barrancabermeja-Bucaramanga.

BAJO RESPONSABILIDAD DE LA “ANI”

En la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, descartó el cierre de la vía Barrancabermeja-Bucaramanga siempre y cuando se mantengan las condiciones del clima que se han registrado en los últimos días. Esta fue la principal conclusión a la que se llegó luego de un decisivo encuentro en el Ministerio de Transporte en la ciudad de Bogotá.

La agencia anunció además que el puente Caño Seco, señalado de tener serias fallas estructurales, viene siendo monitoreado desde hace tres meses y los últimos 30 días no ha presentado novedad. Además, autorizó a la concesionaria diseñar un paso alterno que permita la movilidad, mientras se realizan estudios técnicos especializados para determinar las condiciones actuales del puente.