Atentado incendiario contra embarcaciones menores en el río Magdalena

Un atentado contra ocho embarcaciones pequeñas, atracadas en el puerto del municipio de San Pablo sobre el río Magdalena, el asesinato de un ciudadano venezolano y el incremento de la violencia, atemorizan a la población del sur del departamento de Bolívar.

Ocho embarcaciones menores, llamadas chalupas, fueron quemadas en el puerto del municipio de San Pablo en la región del Magdalena Medio.

Informaciones recibidas en la sala de redacción de MPM Noticias y periodicoportada.com, dan cuenta que dos hombres encapuchados y con armamento de largo alcance, amenazaron al celador de las pequeñas embarcaciones y les prendieron fuego.

 La explosión fue escuchada en casi todo el pueblo mientras las llamas alcanzaban una altura superior a los 10 metros; 7 botes con motor fuera de borda, objeto del atentado estaban atracadas en el puerto y una octava se hallaba en tierra.

Las autoridades no se han pronunciado y ningún grupo armado se ha atribuido el atentado, desconociéndose las causas del incendio provocado. Las pérdidas son millonarias.

ASESINADO VENEZOLANO

Un hombre identificado con el nombre de José, de nacionalidad venezolana que fue asesinado ayer sobre las 5 de la tarde en el municipio de San Pablo, sur del departamento de Bolívar.

La víctima presenta varios impactos de bala, sin que hasta el momento se conozca la identidad de los agresores y los móviles del crimen.

San Pablo, que a través de la historia se ha constituido en foco de actividades de grupos ilegales de izquierda y derecha, presenta hoy un panorama aterrador por el incremento de la criminalidad en el municipio, que sube vertiginosamente en los indicadores.

Voceros comunitarios responsabilizan de la actual alteración del orden públicos a la indiferencia de las autoridades locales que es considerada como preocupante; a esa indiferencia, se suma la inoperatividad de la justicia, la presencia de células de grupos armadas de extrema derecha e izquierda; la falta de campañas institucionales para prevenir a la juventud sobre la violencia, y el abandono del Estado, lo que deja una escena desalentadora en la sociedad.

SIGUE LA VIOLENCIA

Una vez más se está volviendo complicada la situación de orden público en la zona sur del departamento de Bolívar, correspondiente a la región del Magdalena Medio.

De acuerdo con estadísticas llevadas por el Periódico El Original, desde el mes de enero hasta la fecha, cada cuadro días asesinan a una persona en el municipio de San Pablo, que desde tiempo atrás, se ha constituido en uno de los municipios más calientes de la región.

Recuerda el periódico, que hace unos cuatro años, el hoy comandante del ejército, Mayor General, Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda, en una entrevista señaló que “San Pablo es una orgía de violentos”, dando a entender la realidad que allí viven sus habitantes, víctimas de la violencia generada por los distintos actores armados.

 Según las fuerzas vivas de la región, en el sur de Bolívar se requiere por parte de las autoridades civiles, de inteligencia, de investigación y policial, una atención directa, con el fin de disminuir el índice de criminalidad en el municipio.

De acuerdo con las estadísticas del “Periódico El Original”, en lo que va corrido del 2020, se registran 21 asesinatos, colocando a San Pablo, como el municipio más peligroso del sur de Bolívar.
Foto: Periódico El Original